las provincias recibirán títulos públicos

El pacto fiscal y los compromisos de la Nación

Para Miguel Lifschitz y su secretario de Finanzas Pablo Olivares, Santa Fe salió beneficiada con el acuerdo del jueves. Al contrario, la senadora justicialista Sacnun, dijo que detrás de esta reforma, vienen otros acuerdos poco beneficiosos para los argentinos.

Redacción Rosario Nuestro

viernes 17 de noviembre, 2017

El gobernador Miguel Lifschitz participó este jueves en Buenos Aires, del encuentro convocado por el presidente Mauricio Macri, en el que la Nación y las provincias firmaron un pacto fiscal que incluye una serie de medidas y leyes que deberán pasar por el Congreso nacional y después por las legislaturas de cada una de las provincias. Hasta este viernes, el proyecto no había recalado en ninguna de las ambas cámaras nacionales, por lo cual, es muy probable que sea el día martes de la semana próxima cuando haga su ingreso a las comisiones.

“Al principio era una propuesta negativa y tras varias reuniones se logró revertir la situación. Es un acuerdo razonable para todas las partes. Sobre el final del encuentro se logró incorporar un artículo que establece como plazo máximo el 31 de marzo de 2018 para resolver la situación de la deuda de coparticipación con Santa Fe, algo que para nosotros es muy importante”, resumió Lifschitz. El acuerdo fue calificado como “histórico” desde ambas partes.

Pablo Olivares, secretario de Finanzas de la provincia, dijo a Radio Mitre Rosario que en el pacto fiscal, en un mismo texto, logra compromisos recíprocos y que tiene las directrices que el gobierno nacional buscaba en virtud de la política económica que necesita el país. En ese sentido, explicó que es claro el aval que ha tenido el gobierno nacional con el proceso electoral de este año y que eso lo beneficia.

Según Olivares, una de las pautas, es la reducción de la presión tributaria. Los compromisos que tomaron ambas partes, fueron en dirección de un desafío mayor ligado a la provincia de Buenos Aires. Para el funcionario, esto implicaba una demanda de recursos muy fuertes y que a priori antes de los borradores iníciales del acuerdo, todo el mundo entendía que las provincias tenían que ser quienes “sacrificaran recursos” para solucionar la problemática de Buenos Aires y “felizmente no fue así”.

Olivares, remarcó también, que el gobierno nacional mostró cierta flexibilidad para ver la viabilidad política que tenía la reforma en cada una de las provincias. “De ese balance entendemos que Santa Fe ha sido la segunda beneficiada de este acuerdo, en virtud de tiene en el balance de sumas y restas, no nos es desfavorable y al mismo tiempo conservamos la creencia con el gobierno nacional en virtud de los fallos de la Corte Suprema cuestión que ha sido parte de un punto especifico que firmaron todos poniendo una fecha de pago concreto”, indicó.

Previo a la firma del convenio, en materia de ingresos brutos, existió cierta preocupación por parte del gobierno santafesino, entendiendo que las pautas que se establecieron al principio fueron duras. “La mayoría de las provincias están por encima de Santa Fe en sus niveles, con lo cual, la flexibilidad que ofreció el gobierno nacional para de actuar con las provincias que están por encima de Santa Fe, planteaba que las alícuotas que se establecieron como máximas, no estuvieran por arriba de las que hoy Santa fe tiene. Habrá que ver en algunas actividades, el impacto sólo es del 1300 millones de pesos”, argumentó.

Desde el gobierno de la provincia, informaron que los recursos generados a través de los impuestos provinciales, se reemplazarán por los que envié el Estado nacional. La eliminación del artículo 104, ligado al fondo del conurbano bonaerense, le es favorable a Santa Fe. Además las provincias recibirán títulos públicos, lo que implica un flujo de ingresos por 11 años. Esto fue pedido como contrapartida a cambio de no hacer más reclamos judiciales y representaría un plus anual en el orden de los 600 millones de pesos.

María de los Ángeles Sacnun, senadora nacional del Frente para La Victoria por Santa Fe, manifestó a Rosario Nuestro que con el pacto fiscal, “hay una compensación” para la provincia de Santa Fe aunque hay que tener una mirada “amplia sobre el tema” ya que no se refiere solamente al acuerdo que llevan delante las provincias, sino que también, “va atado a la reforma tributaria, laboral y previsional” .

Para la senadora, existe una buena noticia para los santafesinos que es la aceptación de la deuda por parte del Estado nacional y el compromiso de pago de la misma. “Igualmente, esto no obedece a una aceptación de la Nación, ya que es el cumplimiento de una sentencia que dictó la Corte Suprema y que lleva ya dos años vigente”. En continuidad con sus expresiones dijo: “Yo creo que a todos los santafesinos nos hubiese gustado que Macri tomara en ese momento la misma actitud que tuvo con el juez Griessa cuando le pagó a los buitres sin decir nada”.

Para continuar explicó: “El temor tiene que ver con esta combinación que ha llevado adelante el presidente de la Nación, en cuanto a que los estados provinciales al momento de acordar paritarias con los empleados públicos tengan en cuenta de hacerlo de manera tal que no tengan que competir con el sector privado”.

Asimismo indicó que esta situación deja a los trabajadores estatales en una situación de vulnerabilidad. “Si las paritarias se acuerdan a la baja tenemos un conflicto con los maestros, los empleados de la salud pública, los judiciales. Me parece que lo que está planteando el presidente es disciplinar a los empleados públicos con los salarios de manera que eso no compita con el sector privado”

 

Comentarios