coronavirus en rosario

El Municipio reestructura hospitales y centros de salud para hacer frente a la pandemia

Es para adecuar la recepción de pacientes con síntomas febriles sin descuidar a quienes se acerquen por otras urgencias de acuerdo a los protocolos sanitarios nacionales.


La Municipalidad de Rosario reestructuró la forma de atención en hospitales y centros de salud para adecuar la recepción de pacientes con síntomas febriles sin descuidar a quienes se acerquen por otras urgencias de acuerdo a los protocolos sanitarios nacionales. Al respecto, el secretario de Salud municipal, Leonardo Caruana, sostuvo que esta decisión es una más “para responder a la pandemia”  como también lo son: la ampliación de camas críticas como dispositivos de aislamiento no hospitalarios. En ese sentido contó que este trabajo que además incluye la separación de sectores especiales para pacientes con coronavirus, se logró con el trabajo de las aéreas de arquitectura hospitalaria del municipio.

“Este trabajo se llevó adelante con los comité de crisis, de infecciones hospitalarias y fundamentalmente de las áreas de higiene y seguridad que con protocolos nacionales  para todos los efectores, avanzamos en la reorganización  que es dinámica y flexible, tiene etapas “, señaló Caruana, en tanto aseguró que hoy el distanciamiento social preventivo y obligatorio “da tiempo para seguir trabajando en ese eje para tener todos los insumos necesarios”.

"Estas formas de organización las fuimos trabajando en conjunto con el Ministerio de Salud provincial y las instituciones privadas de salud, adecuándonos a los protocolos nacionales que atraviesan a todos los subsectores de salud",  contó Caruana, quien también destacó la importancia del desarrollo de los protocolos de atención perinatológica en el marco de la red de la regionalización materno infantil.

Las modificaciones edilicias ya fueron implementadas en los hospitales Clemente Álvarez, Carrasco, Vilela, Alberdi, Roque Sáenz Peña, el Cemar y 25 centros de salud. En dichos efectores, y gracias a un trabajo realizado por las áreas técnicas, se implementó una estrategia de atención que consiste en separar la recepción de las guardias para pacientes febriles y no febriles, modificar la circulación de pacientes y personal, y minimizar el ingreso del público a los consultorios.

Por su parte en los centros de Salud municipales se resolvió diferenciar y restringir el ingreso a los consultorios y entrega de medicamentos en caso de pacientes febriles, para estos cuadros se asignó un consultorio cercano al ingreso, y se identificaron los recorridos internos con cintas en los pisos y vallas.

 

x
Paladini flotante