RADIO MITRE ROSARIO

¿Camino a Venezuela?, tras la intervención de Vicentín un analista político venezolano dijo que ''el problema es el discurso populista"

Mientras desde la oposición señalan similitudes entre ambos países, el especialista Luis Vicente León explicó como funcionó el modelo Hugo Chávez y Nicolás Maduro.


El presidente Alberto Fernández dio un golpe sobre la mesa al anunciar el pasado lunes la intervención de la reconocida agroexportadora santafesina Vicentín. A la espera de un debate intenso en el Congreso de la Nación sobre el proyecto de expropiación, sectores de la oposición cuestionaron la medida del Estado argentino y compararon el accionar del máximo mandatario con los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro en Venezuela.

Luis Vicente León, analista político de país bolivariano, dialogó este miércoles en El Puente por Radio Mitre Rosario y explicó la ideología de Chávez y Maduro con respecto a la intromisión del gobierno sobre la actividad privada.

"Cuando Chávez llegó al poder nunca fue una oferta de intervención o ataque al sector privado sino todo lo contrario. Se presentó al público como un actor que respetaba la propiedad privada y las empresas. Después comenzó a haber una gran presión porque se veían amenazados producto de la inflación", dijo en primera instancia el experto.

Y continuó: "Luego comenzaron los procesos de expropiación, de sectores completos como el de la azúcar, construcción, arroz y todos los rubros que estuvieran cerca y fueran esenciales para la gente".

En relación a cómo funcionaron las medidas, el venezolano explicó: "Estas expropiaciones fueron terriblemente ineficientes, las empresas no solamente redujeron su productividad sino también quebraron estrepitosamente y el Gobierno pasó a una etapa en la que prefirió la intervención de las mismas y eso se mantuvo hasta el año 2017, pasó de expropiarlas a intervenirlas a todas las empresas".

"Los procesos de Chávez y de Maduro fueron paulatinos. El mensaje fue que las empresas podían convivir con el sector estatal. Hubo un cambio en la Constitución donde se mantuvo el derecho a la propiedad privada. Sin embargo, hubo un intento de reforma que planteaba la propiedad social, donde se incorporaba el derecho del estado en apropiarse de las empresas, era una especia de beneficio social. Después se generó un temor en el trabajo social y todos los sectores decidieron cerrar para no llegar a ese punto", explicó el analista político.

Por último, León enumeró los argumentos que tuvieron en el poder para lograr la intervención de todos los sectores: "El problema está en el discurso populista, en el que no hay una argumentación adecuada para justificar la toma de la propiedad privada. Fueron simples excusas de culpar a las empresas de que especulaban y daban por hecho que estaban por quebrar producto de los conflictos laborales. Después en un tiempo comenzaron a aparecer sindicatos chavistas haciendo creer que se iban a transformar en héroes para salvar a todos".