tras el escándalo de la superfinal

El mensaje digno para el aplauso que dio un jugador de San Martín de Tucumán


La escandalosa y fallida Superfinal entre River y Boca, provocó todo tipo de opiniones de distintos protagonistas del fútbol argentino. Entre las declaraciones más interesantes que se escucharon estuvo la de Adrián Arregui, volante de San Martín de Tucumán, que al término del empate 0-0 ante Colón se refirió a otro clásico, el de aquella provincia norteña que se jugará el sábado en el estadio de Atlético.

El ex Temperley, exhibiendo tristeza y resignación en su rostro, criticó lo sucedido en la previa del Superclásico que fue suspendido en dos ocasiones. "Con lo que pasó, tenemos que tener la cabeza fría, pero todos, no sólo nosotros", dijo el jugador y agregó: "Ahora le toca a una provincia jugar un clásico muy esperado, pero tomemos conciencia, basta de esto".

"Da vergüenza ajena, duele. Nos mirábamos con los chicos y no lo podíamos creer. Somos seres humanos y pareciera que estamos creando la raza del fútbol", afirmó Arregui, que de forma contundente habló de la agresión al micro de Boca: "No pueden tirarle un ladrillazo a una persona y romperle la cabeza porque es del otro equipo. Somos jugadores de fútbol y seres humanos, como ustedes".

Sobre el derbi tucumano que se viene, deseó: "Ojalá que la provincia pueda disfrutar de este partido porque hay niños detrás de todo esto. Seguimos con el ejemplo ese de porquería, que no sirve para nada".

x
Paladini flotante