España

El "Loco" Gatti, tras recuperarse de coronavirus: "Sentí que me moría en el hospital"

El ex arquero, de 75 años, ingresó en una clínica privada en Madrid el pasado 24 de marzo con un cuadro de neumonía bilateral y el 2 de abril le detectaron la enfermedad.


El ex futbolista Hugo Orlando Gatti dijo este viernes que sintió que se moría "en el hospital" después de once días de internación en Madrid, cuando estuvo afectado por coronavirus.

"Nunca imaginé que estaba enfermo. En el hospital tiraba las pastillas que me daban y las enfermeras se daban cuenta. Tenía una cara de loco… Sentía que me moría ahí, no podía ni caminar. Tiraba cosas al piso para ver si venía alguien. Lo único que hacía era comer mandarinas, creo que eso me curó", señaló el ex arquero de Boca y la Selección argentina de fútbol.

"En el hospital, todos los días preguntaba 'cuándo me voy' y me decían 'mañana' todos los días. Ahí el doctor me dijo que estuve por morir, no lo podía creer. Después me llamó el jefe, Florentino (Pérez, presidente del Real Madrid), ahí creí que estaba por morir. Pero yo nunca sentí nada", reconstruyó el popular "Loco" en el programa español El Chiringuito TV.

Gatti, de 75 años, ingresó en una clínica privada en Madrid el pasado 24 de marzo con un cuadro de neumonía bilateral y el 2 de abril le detectaron coronavirus, tras el testeo PCR. El alta se la dieron el 8 de abril.

"Fui a revisarme porque me pidió mi hijo, yo no sentía nada. No me dijeron qué tenía, sólo que tenía que quedarme ingresado en el hospital. Le firmé el papel al médico en el que decía que me hacía cargo y me fui del hospital. El taxista no quería llevarme. Nunca tuve un dolor. Me di cuenta cuando me lo dijeron", sostuvo Gatti.

El ex arquero, que también integró los planteles de River Plate, Atlanta, Gimnasia y Esgrima La Plata y Unión, forma parte de la franja de la "edad de riesgo" establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Gatti vive en Madrid, el principal foco infeccioso de España, uno de los países más castigados por la pandemia, con 27.459 fallecidos y 230.000 contagiados.