INFORME

El Kily comienza su ciclo como DT: cómo son sus números como jugador de Central y cuál fue su último partido en el Gigante

Llegó la hora para Cristian González de debutar de forma oficial como entrenador canalla. Repasá toda su historia ligada al club de Arroyito.


Llegó la hora de la verdad para Cristian González, que tendrá su ansiado debut oficial como entrenador de Central este lunes desde las 21.15 ante Godoy Cruz en el Gigante por la fecha 1 de la zona 3 de la Copa Liga Profesional. El Kily tiene toda una vida ligada al club de Arroyito, donde se formó como futbolista e inició su carrera. Luego regresó tras un exitoso paso por Europa y la Selección, para concluir luego su carrera de una manera que lejos estuvo de lo que hubiese deseado. Volvió para conducir la Reserva y ahora tiene su gran oportunidad.

Su estreno en la primera auriazul fue el 18 de diciembre de 1993 en una derrota 2-0 ante Gimnasia en La Plata por la fecha 15 del Apertura de aquel año. En su primera etapa, disputó 51 encuentros y anotó siete goles. A mediados de 1995, tras ser pretendido por el Real Madrid, se marchó a Boca seducido por la posibilidad de jugar con Diego Maradona, con quien luego forjó una amistad.

El Kily, durante su primer ciclo, último hacia la izquierda debajo de Bonano, con Palma a su derecha.

Después de mostrar un destacado nivel en el Xeneize, le llegó el momento de su periplo europeo, permaneciendo una década en el viejo continente entre Real Zaragoza, Valencia (disputó dos finales de Champions) e Inter de Milán, estando siempre a la altura de las exigencias. Sus rendimientos le valieron la oportunidad de ser un habitué en la selección argentina entre 1998 y 2005, llegando a jugar el Mundial Corea-Japón 2002 bajo la conducción de Marcelo Bielsa, al que llenó de elogios en varias entrevistas. También obtuvo la medalla de oro en los Juegos Olímpicos Atenas 2004.

Prometió que iba a volver y cumplió

En 2005, cerca del final de su contrato en Inter, el Kily se encargó de anunciar públicamente en algunas notas que su idea era regresar al club de sus amores a mediados de 2006 y así lo hizo. Su primer encuentro oficial en su retorno a Central fue para el olvido: el 6 de agosto de aquel año el elenco que dirigía Néstor Gorosito cayó 1-0 ante Belgrano en Córdoba y el zurdo se fue expulsado. Su segundo ciclo tuvo algunos altibajos y en medio de una crisis institucional y deportiva, el equipo vivió constantemente con la soga al cuello con los promedios. Esta etapa (2006 a 2009) finalizó, de hecho, con una angustiante Promoción contra el Pirata (el mismo rival que en su regreso) donde el conjunto de Miguel Russo sostuvo la categoría. En total, 81 partidos y 11 goles. 

Se fue a San Lorenzo y regresó para su última etapa

Diferencias con la dirigencia que comandaba Horacio Usandizaga hicieron que el Kily interrumpa su segundo ciclo en el club y por lo tanto en la temporada 2009/10 vistió la camiseta azulgrana. Tras el descenso canalla a la B Nacional a mediados de 2010, ya con Norberto Speciale como presidente, decidió volver para dar una mano en tal delicado momento y ponerse a las órdenes de Reinaldo Merlo.

El primero de los tres años de Central en la categoría inferior fue más que tumultuoso y González no logró enderezar el rumbo del equipo que tuvo cuatro entrenadores (contando la fecha final del interinato de Fernando Lanzidei). A Mostaza lo reemplazó Héctor Rivoira, especialista en la divisional pero que tampoco pudo encontrar la mejor versión del equipo. Omar Palma se hizo cargo en la recta final y tras un cortocircuito, el referente fue apartado y en definitiva, terminó siendo su despedida. Disputó 17 cotejos y anotó dos tantos. 

Su última vez como jugador de Central en el Gigante

El 4 de abril de 2011 se produjo el debut oficial del Negro Palma como DT canalla en un triunfo 3-0 sobre Ferro en el Gigante con goles de Rafael Delgado, Federico Carrizo y Luciano Figueroa. El Kily volvió esa tarde tras dos meses fuera de las canchas por una lesión en el tendón de Aquiles, y reemplazó en el complemento a Germán Rivarola. Ese fue su último cotejo vistiendo la camiseta de sus amores en Arroyito.

Cinco días después, el elenco del "Tordo" cayó 1-0 ante Deportivo Merlo como visitante, con el Kily en cancha. Tras ese encuentro, Palma decidió apartar al plantel a González como así también a Figueroa, tras discutir con ambos. Ese fue el final de la carrera para el ex selección argentina y la culminación de su etapa en Central para el delantero.

x
Paladini flotante