CNN RADIO argentina

¿El grupo criminal Comando Vermelho instaló sus redes en Argentina?

Aseguran que la poderosa organización criminal brasileña, que nació en las prisiones de ese país, podría haber sentado bases en territorio nacional.


¿El Comando Vermelho, la poderosa organización criminal brasileña que nació en las prisiones de ese país, se instaló en Argentina? La especialista en narcotráfico Mariana Souto Zabaleta dijo este martes en CNN Radio que “este es un fenómeno presente hace varios años” en Argentina.

“En realidad es un fenómeno que se viene dando desde hace varios años. El gobierno anterior lo caracterizó como (casos de) ´lobo solitario´”, sostuvo en Café con Pepe la coordinadora del Área de Políticas de Drogas del Instituto Latinoamericano de Seguridad y Democracia.

Souto Zabaleta recordó que “hay una condena del Tribunal Oral Federal de Corrientes de 2017 que rastrea actividades hacia 2013” y precisó que “si van rastreando casos resonantes de criminalidad en los últimos años estos integrantes” del grupo “aparecen sistemáticamente” en el país.

“Esto fue reconocido por la Justicia y el ministerio público. Yo diría que es un fenómeno presente desde hace varios años y preocupante por el contexto social que se está viviendo en materia de criminalidad”, afirmó la también profesora de Narcotráfico y Criminalidad Organizada Trasnacional en la Escuela de Política y Gobierno de la Universidad de San Martín (UNSAM).

El Comando Vermelho es un grupo criminal asentado en las cárceles del Brasil y con fuertes lazos con el tráfico de drogas y armas. En su país rivaliza en estructura y violencia con el Primer Comando de la Capital (PCC). Ambos grupos son responsables de varias matanzas en las cárceles.

Cambio de rutas

Souto Zabaleta dijo que “lo preocupante para Argentina es que en los últimos años se dio un cambio en las rutas de tráfico internacional de marihuana y cocaína y esto estaría infectando (la zona de) la hidrovía. Hay como una restructuración regional que hace que estas organizaciones se hayan dirigido a la frontera de Paraguay y ahí derrame al sur de los países del Cono Sur”, indicó.

Y añadió: “Todo depende de las características de los lugares donde operen. En el caso argentino no es previsible ese nivel de violencia” que impera en Brasil, “pero sí es una señal de alerta la aparición de tantos casos”.

“No lo plantearía como algo que puede suceder, pero sí que hay que atender y prevenir para que esto no se convierta en una instalación de más actividad de estas redes en Argentina”, enfatizó.

La experta dijo que en Argentina “vamos a tener a esas redes operando” y detalló que “hay constancia de casos que no se limitan a la frontera. El año pasado hubo un caso de tráfico de armas muy importante. Esta banda tuvo 18 personas detenidas en cinco provincias del país”, precisó.

Y amplió: “Uno puede encontrar estos casos en todos los lugares. El problema del actual es el contexto. Es la situación de conflictividad y desempleo propicias para la introducción de estas organizaciones”.

“No solo me refiero a una mayor capacidad de cooptar a personas sino también a la utilización de empresas que se vean tentadas de participar en actividades delictivas” para operaciones de lavado de dinero. “La peligrosidad es amplia y no se limita a la zona fronteriza”, concluyó.