volatilidad financiera

El FMI pronostica que la economía argentina caerá 2,6% este año y 1,6% en 2019

En tanto, las previsiones del organismo en materia de inflación para este año son del 31,8%, por debajo del 40% al 42% en el que oscilan los pronósticos de consultoras privadas locales.

Redacción Rosario Nuestro

domingo 14 de octubre, 2018

El Fondo Monetario Internacional (FMI) proyecta que la economía argentina caerá un 2,6 % este año y el 1,6% en 2019, entre otros datos incluidos en el informe Panorama Económico Mundial difundido hoy en la asamblea anual del organismo multilateral en la isla indonesia de Bali.

La “gran revisión” a la baja en la previsión sobre Argentina refleja la volatilidad en los mercados financieros, las altas tasas de interés reales y una “consolidación fiscal más rápida” acordada por el país con el FMI, apuntó el documento.

La previsiones del FMI en materia de inflación para este año son del 31,8%, por debajo del 40% al 42% en el que oscilan los pronósticos de consultoras privadas locales.

Para 2023, pronostica un crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) argentino del 3,2 %, gracias a una “implementación constante de reformas y el retorno de la confianza”.

“En Argentina, las condiciones financieras globales más ajustadas, junto con un escándalo por corrupción doméstica y la incertidumbre persistente sobre el éxito del plan de estabilización subyacente al programa con el FMI, han contribuido a la volatilidad del mercado financiero”, puntualizó.

De este modo, el FMI aludió al impacto que hubo en grandes empresas contratistas por casos de presunta corrupción del anterior Gobierno que investiga la justicia federal.

El anterior informe global, difundido por el organismo en abril pasado, preveía que el PBI argentino crecería este año un 2% y se iba a expandir en un 3,2 % en 2019.

Ese documento había sido publicado poco antes de las turbulencias financieras y el comienzo de un proceso de devaluación del peso frente al dólar con impacto en los indicadores de inflación.

En su nuevo informe, el FMI señala que países “débiles” en su posición externa, como Argentina, se vieron afectados en estos meses por un aumento en las barreras comerciales y una reversión de los flujos de capital hacia las economías emergentes.

A estas “condiciones financieras más ajustadas”, el Fondo sumó como factor que ha afectado negativamente la sequía sufrida en la primera parte del año por el país, uno de los mayores productores y exportadores agropecuarios del mundo.

Comentarios