rompió en llanto

El estremecedor relato de Josefina Pouso sobre el acoso de Pettinatto

La panelista habló de todo en una entrevista televisiva. "Se metía en mi camarín a tocarme, es una porquería de persona", expresó conmovida.

Redacción Rosario Nuestro

martes 10 de abril, 2018

Las denuncias por acoso sexual a Roberto Pettinato fueron muchas. Múltiples voces se levantaron en contra del conductor.  Todas las mujeres que se pronunciaron tienen algo en común: haber trabajado con el ex Sumo. Es el caso de Josefina Pouso, precisamente la primera en señalarlo públicamente hace algunos años. Este lunes, la panelista visitó el programa Pamela a la tarde y se quebró al revivir la desagradable experiencia.

En ese marco, reflexionó sobre sus sensaciones después de lo vivido. “Querés que estos tipos estén en cana o encerrados en su casa avergonzados, o que por lo menos nadie les hable y que sufran alguna vez en su vida lo que una sufrió”, afirmó.

Más adelante, aseguró que no hay manera de reparar el daño más que poniéndolo en palabras. “Esto no tiene forma de reparación”. La reparación es poder decirlo, eso es absolutamente sanador; o que haya alguna persona que me diga: te creo o gracias porque ahora yo también voy a poder hablar”, apuntó.

Además, indicó que el conductor no es un hombre que pida disculpas y lod efinió en duros términos: “Petinato es un psicópata y jamás va a llamar por teléfono a nadie ni va a asumir su error, porque no es un tipo que considere que lo que hizo está mal”.

Tras ser consultada acerca de sis se reuniría con él, Pouso fue contundente: “Ni loca, de ninguna manera; yo el síndrome de Estocolmo no lo sufro. ¿Cómo me voy a juntar con mi victimario? ¿Para que me diga qué: perdoname? No me juntaría porque para él está perfecto lo que hizo y lo sigue sosteniendo al decir que nosotras somos un virus, y que le hacemos mal al feminismo y a la causa de la mujer”.

Sobre el final, la exmodelo manifestó: “Espero que se muera de hambre, que no haga un show más y que no tenga un solo espectador, porque ese va a ser su peor sufrimiento, cuando nadie lo vaya a ver; ahí se va a querer morir, porque lo que él siempre quiso es que lo reconocieran como un gran rey cuando él siempre fue la lacra allí donde estuvo: fue la lacra de Sumo -todo el mundo lo sabe y es con lo que carga toda la vida”.

Comentarios