GIGANTE DE ARROYITO

El dramático relato de una socia tras los incidentes: "Vi gente mayor y niños corriendo"

Paula, hincha de Rosario Central, fue una de las damnificadas este domingo. Con abono y carnet en mano, no pudo ingresar al estadio por capacidad colmada. Hubo disturbios en las afueras.


Hinchas de Rosario Central denunciaron que atravesaron por una verdadera pesadilla este domingo a la tarde cuando se dirigieron al Gigante de Arroyito a mirar su equipo en el clásico rosarino ante Newell's. Una hora antes del inicio del partido, las puertas del estadio se cerraron por capacidad colmada y miles de socios quedaron sin nada.

Paula, socia desde hace más de 20 años de la institución, habló en radio y contó: "Yo tengo abono semestral a la platea de Cordiviola. Habremos llegado 14.30 y nos encontramos con la puerta 2 cerrada. Nos mandaron a la puerta 3, que es ingreso de popular, ahí estaba toda la gente de popular que todavía había entrado. Se empezó a juntar gente, se armó lío, la policía reprimió con balas de gomas y gases".

Con indignación, la asociada canalla continuó relatando los hechos: "Tratamos de volver para la puerta 2 para ver que pasaba, no sabíamos por qué nos mandaban de un lado para el otro y allí nos encontramos con la misma situación, balas de gomas, gases lacrimógenos, nos tiraron los caballos, había corridas, vitalicios, gente mayor y chicos llorando".

"Hablamos con un policía y lo que nos dijo que habían dado la orden de cerrar todos los ingresos y que no lo iban a volver a abrir porque estaba la capacidad colmada. Eramos miles de personas dando vueltas. Yo le explicaba que tenía abono pago por todo el semestre, ¿cómo puede ser que esté colmada la capacidad? ¿Quiénes entran? ¿Por dónde entran? A las 15 nos volvimos y lo terminé mirando de mi casa", agregó con bronca.

La situación fue tan escandalosa que desde la institución de Arroyito emitieron un comunicado oficial: "No sé bien qué pasó, lo único que reclama uno es que se está pagando un abono para poder llegar tranquilo y entrar sabiendo que uno tiene su butaca". "Desde la comisión se han comunicado conmigo, me han pedido disculpas, me dijeron que fue una situación que se desbordó y se le fue de las manos. Voy a ir a hablar con ellos, yo quiero que esto se sepa y no vuelva a pasar. Nunca tuve problemas en los clásicos anteriores, desde el 95 voy a la cancha y jamás viví algo así", concluyó.

x
Paladini flotante