¡lo que te devoraste!

El día que el Ogro pudo haber entrado en la historia del Clásico


El domingo 2 de noviembre de 2008, Newell's no sólo ganó un clásico por última vez en el Coloso Marcelo Bielsa, sino que esa fecha quedará para el recuerdo como el día en el que Cristian Fabbiani pudo haberse instalado de por vida en la historia de los enfrentamientos entre los dos más grandes de la ciudad.

A los 21 minutos del primer tiempo, Rolando Schiavi marcó de penal el 1-0 de la Lepra sobre Central, que sería el resultado definitivo para que los de Fernando Gamboa se queden con la victoria por los que dirigía Gustavo Alfaro.

Promediando el complemento, con el Canalla desesperado buscando el empate, salió un contragolpe y el Ogro recibió pasando la mitad de la cancha. El envío quedó largo y fue al suelo a disputar la pelota con el paraguayo Jorge Núñez, la ganó y avanzó hacia el área, gambeteó a Fatura Broun, Alexis Danelón quedó desparramado en el piso. Sobre la línea y en el medio del arco se paró Walter Ribonetto. Podía elegir una punta o la otra para acomodarla suave, pero Fabbiani eligió increíblemente un puntazo y la tiró por arriba del travesaño.

x
Paladini flotante