RADIO MITRE ROSARIO

"El cuerpo de Carlos presentaba golpes", dijo el abogado de la familia del joven que murió en La Fluvial

"Que la policía esté involucrada es gravísimo", expresó, además, el letrado, en medio de la fuerte conmoción por el caso.


La aparición del cuerpo sin vida de Carlos Orellano en el río Paraná, quien había desaparecido luego de salir a bailar a un boliche de La Fluvial, dejó un manto de incógnitas. Edgardo, el papá del joven de 23 años, asegura que testigos dijeron haber visto a su hijo ser sacado de la discoteca por tres patovicas luego de un incidente en el VIP. Además de apuntar directamente al personal de seguridad, denunció públicamente inconsistencias en el accionar policial. El cadáver de Carlos fue enviado al Instituto Médico Legal (IML), donde se le realizará la autopsia bajo el Protocolo de Minnesota, empleado en los crímenes en los que se sospecha la intervención de actores del Estado.

En ese marco, el abogado de la familia Orellano, Salvador Vera, brindó detalles del caso al aire de Radio Mitre Rosario. "Por las características que revestía la situación, la causa pasó a la Fiscalía de Homicidios Dolosos", indicó y sostuvo que "se está investigando quiénes han participado del hecho pero hay policías y gente de seguridad del bar muy implicados".

Con respecto a cómo se encontró el cuerpo del joven, el abogado reveló que "presentaba golpes en su rostro, pero hay que determinar a través de la autopsia los causantes de su fallecimiento".

En el mismo sentido, en consonancia con lo manifestado por el papá de Carlos públicamente, el letrado explicó: "Por los testimonios  sabemos que Carlos tuvo altercados dentro del boliche con personal de seguridad y de la policía. De hecho hay manchas de sangre que deben ser también estudiadas".

Vera consideró que "es gravísimo que esto siga pasando" y recordó los homicidios de Franco Casco o Pichón Escobar "donde también personal de la policía se vieron implicados en un homicidio".

Contradicciones en las declaraciones

De acuerdo a la familia de Bochacha, como lo apodaban sus amigos a Carlos Daniel Orellano, el personal de seguridad del boliche y la policía incurrieron en una serie de contradicciones en sus declaraciones,

"La mujer policía que estuvo en el boliche prestó dos declaraciones distintas y este jueves volvió a presentarse a declarar voluntariamente contando otro relato distinto", afirmó el abogado y añadió que" los dichos de la parte privada de seguridad del boliche se contradicen con la policial . Y allí vemos que ambas partes están sin duda involucradas con el deceso de este joven".

Por otra parte, se refirió a la posibilidad de solicitar a la fiscalía medidas cautelares para la detención de la agente de policía y los patovicas de Señor Ming , puesto que "estaría acreditado la vinculación con el hecho en sí de desaparición y posterior muerte de Carlos".

Finalmente, Vera indicó "que el resultado de la autopsia será por supuesto determinante, pero mientras tanto se ésta trabajando en investigar los teléfonos celulares de todos los involucrados, incluso hasta el dueño del boliche".