El Consumo de alcohol en las fiestas


Según datos de la Organización Mundial de la Salud, la ingesta nociva de bebidas alcohólicas causa 2,5 millones de muertes cada año en el mundo.

El Programa Nacional de Prevención y Lucha contra el consumo excesivo de Alcohol (PNPA) dependiente de la cartera sanitaria nacional –creado en 2010– tiene por objetivo disminuir la tolerancia social frente al uso excesivo de alcohol, en especial en el público joven, que es el que más inconvenientes presenta al momento de realizar un consumo responsable de esta sustancia.

Durante el mes de diciembre, en ocasión de los festejos de Navidad y Año Nuevo, el Ministerio de Salud de la Nación aconseja tener un consumo moderado y responsable de alcohol, haciendo hincapié en el compromiso que debe tener tanto la persona que toma como la que lo acompaña, para prevenir accidentes, actos violentos y problemas más graves, como un coma etílico o una muerte prematura.

La Organización Mundial de la Salud calcula que unos 320 mil jóvenes de entre 15 y 29 años mueren cada año por causas relacionadas con el consumo de alcohol, cifra que representa un 9% de las defunciones en ese grupo etario.

Consumo de alcohol regular o episódico excesivo

Las bebidas alcohólicas son sustancias psicoactivas que afectan a las personas en su sistema nervioso central, en la mayoría de los órganos del cuerpo, como así también en los vínculos sociales que mantienen con sus semejantes.

Si bien la mayoría de la población no suele generar dependencia al alcohol sino que practica el denominado consumo social, existe un número importante de personas que sí la padecen, de acuerdo a la cantidad de esta sustancia que consumen diariamente, que altera su salud física y mental.

El consumo regular de riesgo es atribuido a aquellas personas que consumen más de dos tragos promedio por día en hombres y más de uno en mujeres, mientras que el consumo episódico excesivo, se refiere a las personas que beben más de cinco tragos en una sola oportunidad.

(Para tener en cuenta: un trago equivale a una lata de cerveza, una copa de vino o una medida de bebidas fuertes, es decir, aproximadamente 15 gramos o mililitros de alcohol)

Consejos si vas a tomar alcohol:

  • Comé siempre algo antes de empezar.
  • El alcohol te deshidrata, por eso es importante tomar agua al mismo tiempo. Si la última vuelta es de agua o jugo, mejor. Te ayuda a tener menos resaca.
  • No mezcles alcohol con éxtasis. Esto aumenta el riesgo cardíaco y la deshidratación.
  • Nunca mezcles alcohol con viagra. Esto puede disminuir el efecto eréctil de la droga y producir un paro cardíaco o infarto cerebral.
  • Si estás embarazada o al cuidado de niños, no tomes alcohol.

 Si un amigo tomó de más:

  • No le permitas manejar.
  • Llevalo a un lugar tranquilo y ventilado.
  • Si se descompuso o se desmayó, ponelo de costado para que no se ahogue si vomita.
  • No lo dejes solo.
  • Dale mucha agua.
  • Si está muy mal, llamá a emergencias.