RADIO MITRE ROSARIO

El clásico rosarino, aún sin hora, lugar ni TV: cuáles son las posturas de Central y Newells

El vicepresidente canalla, Ricardo Carloni y el gerente del club rojinegro, Fernando Acatto, precisaron en qué situación están las instituciones rosarinas.


El clásico rosarino no tiene día, hora, lugar ni transmisión confirmada. Es que la provincia dio un golpe sobre la mesa y afirmó que el encuentro entre Central y Newell's no puede disputarse bajo las condiciones establecidas por la Liga Profesional: 18.40 en el Gigante de Arroyito y por canales premium. Desde el Gobierno Santafesino buscan desalentar aglomeraciones por las actuales condiciones epidemiológicas de la provincia y piden que el partido se atrase hasta las 21 o sea transmitido para todo público.

Durante las últimas horas los mensajes van y vienen. Autoridades provinciales negocian con representantes de los canales dueños de los derechos del fútbol argentino para encontrarle una solución. En diálogo con El Puente de Radio Mitre Rosario, representantes de Central y Newell's dieron a conocer cuáles son las posturas de los clubes rosarinos, que en definitiva, son los principales del espectáculo.

"Entendemos a la provincia que estamos viviendo una pandemia y la restriccion a la circulación, desde el lado de la Liga entendemos que el partido no se puede suspender. Nosotros no tenemos problema de día y horario, lo único es que no queremos perder la localía", señaló el vicepresidente canalla, Ricardo Carloni.

Es que una de las alternativas, ante el no indeclinable del gobierno de Santa Fe, es mudar el encuentro a otra provincia. Y  de ser así, Central eligió la cancha de Arsenal de Sarandí, reducto que le trae buenos recuerdos por la eliminación en Copa Argentina. "Hay dos cadenas de televisión que adquirieron los derechos y el clásico rosarino es uno de los productos que más están interesados. Es difícil que se libere el partido", puntualizó Carloni.

"La postura de Newell's es no tener ningún problema de jugarlo en el horario y en el lugar que sea, donde disponga Central que hace las veces de local", consideró por su parte el gerente de la Lepra, Fernando Acatto.

"Jugar a las 21 nos parece razonable, atentaría contra el descanso que necesitamos, pero no hace nada la diferencia de pocas horas. Queremos que se juegue, también lo quiere la AFA y Central", añadió en El Puente.

Por el momento, lo que reina es la incertidumbre. Provincia pide que se cumplan el atraso para las 21 o la liberación del partido para al menos el Gran Rosario para permitir el normal desarrollo del partido y evitar la suspensión. Por su parte, las empresas dueñas del derecho de los partidos y representantes de la Liga Profesional no dan el brazo torcer.

x
Paladini flotante