FUTSAL ROSARINO

El clásico fue para Central

Venció en el Parque Independencia a Newell's con dos goles en los últimos minutos.

Redacción Rosario Nuestro

lunes 7 de mayo, 2018

Rosario Central se llevó el partido más pasional de la ciudad por tres tantos contra uno. Los goleadores del ganador fueron Javier “Cuchu” Domínguez y Adrián Abusar, quien marcó por duplicado. Por su parte, para la lepra había abierto la cuenta Rodrigo Schenone.

Rodrigo Schenone marcó el único tanto leproso en el cubierto. Foto: María Victoria Capó.

En la primera parte fue un partido de piernas fuertes y temperamento, pero siempre con la deportividad que caracteriza a este deporte. Los dos eran conscientes de lo que se jugaban y tomaban recaudos. Fue un desarrollo cerrado y parejo, sin tantas situaciones de gol. La paridad se quebró con el lindo tanto de Schenone, que a los 16 minutos ponía en 1-0 parcial para el local. Sin embargo, Central reaccionó rápido y en la siguiente maniobra su goleador Abusar facturó.

Los Canallas dieron vuelta un resultado adverso paraquedarse con el derby. Foto: María Victoria Capó.

En el complemento se vio lo mejor del pleito. Ambos tuvieron una búsqueda más incisiva y las llegadas empezaron a surgir. Ambos porteros se lucieron en varias ocasiones para que el marcador no sufra alteraciones. Las pulsaciones en el campo de juego crecían, se jugaba el Clásico Rosarino con una alta intensidad y ninguno podía romper la igualdad.

El partido se disputó en el estadio Claudio Newell a puertas cerradas. Foto: María Victoria Capó.

Pasando los 10 minutos del complemento, el partido entró en formato de gol gana. Daba la sensación que el primero que marcase se llevaría los tres puntos del Parque Independencia. Fue a los 15 minutos, cuando “Cuchu” Domínguez anotó el segundo para los Canallas. El auriazul liquidó el partido en la jugada siguiente, con un Newell’s desesperado, nuevamente el “9” Adrian Abusar envió el balón al fondo de la red para el delirio de todo el banco de suplentes. Con tan sólo cuatro minutos por jugar, los dueños de casa quemaron las naves y dispusieron de arquero-jugador para tratar de dar vuelta la situación, pero se enfrentaron con un sólido sistema defensivo que culminó con sus expectativas.

El pitazo final sentenció la alegría de Central, que supo reponerse al tanto inicial de su rival y golpeó seguido en el complemento para llevarse el derby con justicia. Son tres puntos con sabor a seis, son partidos aparte y los protagonistas así lo sintieron. Con estas unidades, los dirigidos por Crozzoli están al acecho de la punta del campeonato.

Fuente: Cuna del Futsal

Comentarios