En una jornada tranquila

El Central informó que habrá cambios en la política monetaria

Se decidió mantener la tasa de referencia en el 40 por ciento, al tiempo que ratificó seguir interviniendo en el mercado secundario de Lebac. 

Redacción Rosario Nuestro

martes 26 de junio, 2018

La entidad financiera anticipó que, antes de la próxima decisión de tasa (programada para el 10 de julio) anunciará “mayores cambios en el marco y el accionar de la política monetaria”.

“Considerando los antecedentes descritos a continuación, el BCRA mantendrá el actual sesgo contractivo para el impulso monetario hasta que la trayectoria de la inflación, así como las expectativas de los agentes de mercado, se alineen con la meta de 17% en diciembre 2019”, resume el comunicado de política monetaria que confirmó la tasa del 40%.

“Además, las nuevas autoridades explicitan su intención de mantener una activa intervención en el mercado secundario de Lebac, afectando las tasas relevantes para reforzar la señal de política monetaria”, agrega el documento.

El comunicado apunta que el IPC del Indec subió en mayo 2,1% en el nivel general y 2,7% para el componente núcleo y que “los indicadores de alta frecuencia muestran una aceleración adicional en junio” que “refleja los efectos directos e indirectos de una significativa inestabilidad cambiaria en las últimas semanas”.

Asimismo, el comunicado reconoce que si bien la actividad “siguió mostrando vitalidad hasta marzo” los “indicadores sectoriales de abril y unos pocos datos de mayo muestran una temporaria desaceleración (de hecho, hoy el Indec informó de una caída mensual desestacionalizada e interanual en abril) en parte explicado por el efecto ingreso que la reciente aceleración inflacionaria está generando” y también por la sequia.

La autoridad monetaria admite que el “canal crédito sigue mostrando un crecimiento balanceado” pero que de todos modos ha sufrido también “los efectos de una transitoria inestabilidad macroeconómica”. Por eso proyecta que en los próximos meses habrá “un crecimiento de los créditos bancarios más moderado”, a la par de “una menor demanda agregada”.

El informe destaca que se sigue afianzando “la contención del gasto público, que ha sido una fuente de presiones inflacionarias sobre la demanda interna en los últimos trimestres”, con un déficit primario que cayó en mayo un 73% interanual y gastos reales en “un sendero decreciente, en línea con una reducción del déficit público de 3,8% del PBI el año pasado a 2,7% este año”.

En cuanto a lo que pasa afuera del país, el Central señala el “alto nivel de indefiniciones, principalmente generado por una potencial guerra comercial entre los países centrales, nuevas subas de tasas cortas en EEUU, y algunos indicios de desaceleración económica en la economía europea”.

Del otro lado, menciona “la baja de tasas internacionales a 10 años o más y la aparente estabilización del dólar estadounidense respecto a las principales monedas del mundo en los últimos días” que, dice, “amortiguan parcialmente los efectos negativos de esa pendiente incertidumbre”.

Comentarios