¡FIESTA GIGANTE!

En una noche soñada, Central brilló ante Olimpo


El Gigante fue realmente una fiesta fustbolísica. Rosario Central se despachó con un 5-0 ante Olimpo, que llegaba golpeado y con la necesidad de obtener un buen resultado. El Canalla tuvo una noche soñada, donde brilló bajo la luz de los pibes del club.

El escenario se presentó más que favorable para el conjunto auriazul, que mostró sus cartas de superioridad desde el inicio del partido. La intensidad presentada desde el pitido del árbitro anunciaban que el grito sagrado estaba al caer.

Antes de los diez minutos de juego, los de Leo Fernández consiguieron la ventaja a través de su arma letal: la pelota parada. Maxi González aprovechó una pelota que quedó boyando en el segundo palo y convirtió el primer tanto del encuentro.

Central continuó con su postura dominante y agresiva, y a los 24 de la primera parte marcó el 2-0 con una jugada extraordinaria que tuvo como artífices de la misma a los pibes del club: asistencia impecable de Lovera y definición perfecta de Lioi.

En la segunda mitad, nada cambió: el conjunto auriazul continuó con la marcada supremacía sobre la visita, exhibiendo combinaciones más que interesantes, sobre todo en ofensiva con Zampedri-Lovera-Lioi.

El tercer gol llegó por medio de una muy buena jugada colectiva, seguida de una gran habilitación de Zampedri y una definición de lujo de Lioi.

La noche soñada para Andrés Lioi aguardaría por algo más, ya que el juvenil concretó su hat-trick al definir fuerte y contra el palo del guardametas, para poner el 4-0.

A un Gigante a pura fiesta le quedaba un grito de gol más en la garganta, y apareció luego de un remate de José Luis Fernández, que contó con mucha fortuna al ser desviado en un defensor aurinegro y marcar así el ¡5-0!

Ganó, gustó y goleó. El mejor triunfo de la Superliga para Rosario Central, que brilló ante Olimpo con un fútbol que hacía tiempo no se apreciaba en el Gigante de Arroyito.

Formaciones y estadísticas


x
Paladini flotante