informe de una consultora

El 40% de los argentinos escoge la medicina alternativa como primera consulta de una dolencia o enfermedad

A pesar de los avances persistentes de la medicina "tradicional", las terapias alternativas están ganando cada vez más pacientes.


Según un informe de la consultora Satius Consulting Group, el 40 por ciento de los argentinos escoge la medicina alternativa como consulta de una dolencia o enfermedad, a pesar de los persistentes avances en la medicina “tradicional”. Cada vez más personas en el país- sin distinción de edad o sexo- eligen acercarse a las terapias no convencionales para solucionar sus problemas de salud.

De acuerdo con el estudio, desde hace un tiempo las consultas a especialistas alternativos se incrementaron. Entre las terapias más utilizadas, están la acupuntura, la homeopatía y la neuropatía. El tipo de medicina que se llama tradicional en la cultura occidental ha sido reemplazado, a pesar de enfocarse en el tratamiento de enfermedades y afecciones a través de suministro de terapias que obtengan la cura o la mejora de un cuadro de síntomas.

Por su parte, las terapias alternativas son métodos que se enfocan en la recuperación de la salud de la persona, tratándola de forma global, sin enfocarse en la enfermedad de manera localizada. “Los cambios en las condiciones sociales han hecho posible que se haya extendido la filosofía del wellness y la salud integral entre los argentinos”, comentó el médico y consultor Daniel González de la Fundación de Estudios de la Salud y la Seguridad Social (FESS).

En este sentido, González agregó que “la medicina, merced a la especialización, subespecialización y súper especialización ha ido atomizando la atención del paciente. Y de esta manera perdió progresivamente la integralidad del modelo”. Actualmente, el 16 por ciento de los argentinos padece de ansiedad y 8 de cada 10 afirman padecer o haber padecido estrés laboral, por lo que, según indica Satius Cosulting Group, “la aparición y prevalencia de estas patologías, así como el padecimiento de un síndrome metabólico, deriva en manifestaciones físicas que suelen exigir más que un tratamiento dirigido a la cura de un síntoma”.

“Si bien esto puede ayudar y queda a decisión de cada paciente, no existen aún evidencias científicas sobre el resultado de estos tratamientos. Por ese motivo, es recomendable realizarlo de forma complementaria a un tratamiento tradicional”, determinó el médico Aníbal Feder, especialista en Clínica Médica y también miembro de FESS.

Respecto a la legalidad de la medicina alternativa, las leyes de nuestro país no reconocen este tipo de tratamientos como medicina oficial, y por este motivo aún no se encuentran cubiertas por la mayoría de las obras sociales y prepagas. Las disposiciones legales, por el momento, exige que toda actividad relacionada con la asistencia médico-social y con el cuidado de las personas que puedan relacionarse con la salud debe estar previamente aceptada por el Ministerio de Salud de la Nación.

Desde la Organización Mundial de la Salud, hay claro apoyo a la promoción, estudio y utilización de todos los recursos que puedan aportar a una mejora de la salud de las personas, incluyendo la Medicina Tradicional China, la Medicina Ayurveda, la Homeopatía, la Fitoterapia, la Medicina Unani, la Medicina Naturista y determinadas Técnicas Manuales. Este tipo de tratamientos alternativos están teniendo mucho auge en el país y son varios los factores que influyen en la elección.