Radio Mitre Rosario

Duras críticas de Pullaro a la gestión de Perotti: “Hubo un pacto con el delito para bajar la violencia”

El diputado provincial de Juntos por el Cambio y exministro de Seguridad también analizó el conflicto docente y destacó lo hecho durante la gestión de Miguel Lifschitz. “Nos preparamos para gobernar la provincia”, aseguró.

Foto: 341media.

El diputado provincial de Juntos por el Cambio y exministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, ya está lanzado a la carrera por la gobernación de Santa Fe en 2023.

En efecto, se lo ve activo, tanto en redes sociales como con presencia en diferentes ámbitos, como empresas e instituciones. “Para nosotros es muy importante pensar la provincia de Santa Fe, pensar el próximo gobierno y cada una de las áreas. No paré de recorrer desde la campaña pasada, le dedico mucho tiempo y energía, porque creo que es la mejor forma de tomar cuerpo con cada uno de los problemas que tiene la provincia, para también pensar cómo resolverlos”, expresó, al aire del programa El Puente, que se emite por Radio Mitre Rosario”.

Y, en esa línea remarcó: “Con nuestro equipo de trabajo sentimos que no hay tiempo para improvisar, que los planes los tenemos que exponer para que la sociedad los pueda conocer y saber qué queremos hacer en cada una de las áreas de gobierno. Y arrancar muy fuerte en 2023 si nos toca gobernar. Nos preparamos para gobernar la provincia”.

En tanto, hizo referencia al conflicto docente, y sobre lo hecho tanto por el actual gobierno como por la dirigencia docente: “La visión es muy negativa, como primer título del sistema educativo de Santa Fe; en segundo término, la responsabilidad la tiene el gobierno, por haber llegado mal, tarde y por no tomar el problema, es más, ninguno de los problemas que tenemos en la provincia los toma a tiempo. Y después, de la irresponsabilidad de algunos sectores del gremialismo, y en esto saco a los docentes, que la inmensa mayoría apostó por trabajar e ir a dar clases. Pero hay sectores del gremialismo que no contribuyen, y entre el gobierno de la provincia, que parecería que no le importa, ya que el mes anterior hubo 7 días de clases, y el mes pasado hubo 8 días de clases y algunos sectores del gremialismo que terminan teniendo a los pibes de rehenes, si poder ir a la escuela, sin poder aprender”.

“Esto nos tiene que llevar a una profunda reflexión -continuó Pullaro-, sobre lo que tenemos que hacer en materia de educación, qué es lo que vamos a discutir cuando discutimos paritarias. Me da mucha bronca porque lo único que se discute es salarios, que está muy bien por el índice de inflación, pero no estamos discutiendo calidad educativa, formación docente, infraestructura necesaria para que los pibes puedan tener los conocimientos necesarios. La verdad es que termina siendo todo muy chato”.

Al respecto, el legislador hizo referencia a la gestión del Frente Progresista en materia educativa: “En términos generales el tema salarial, no era un problema en la gestión de Miguel Lifschitz, mantuvo la cláusula gatillo, de actualización permanente del salario del empleado público en función del índice de inflación. No era fácil hacerlo, pero la decisión política era que no caiga el salario real los trabajadores del Estado. El gobernador Perotti prometió sostener la cláusula gatillo, pero a los pocos meses la rompió y de ahí nunca más se recompuso el salario de los empleados públicos. Y el problema es que lamentablemente terminamos discutiendo salario, pero lo que hay que discutir es el sistema educativo en su conjunto, profundamente, qué aprenden los chicos en la escuela, cuál es la currícula que les estamos dando en función de cada una de las áreas de la provincia. Eso lamentablemente no se discute, y cuando eso no se discute termina cayendo la calidad educativa”.

Sobre la ola de inseguridad, que afecta fundamentalmente a Rosario, Pullaro sostuvo: “El conflicto de la seguridad pública viene de muchos años en la provincia, y marcaría como un punto entre 2010 y 2011, cuando comienza a crecer la violencia y a perforar distintas capas sociales el narcotráfico, aumentando fundamentalmente el número de homicidios entre 2013 y 2014, pero con una baja muy considerable entre 2016 y 2019, cuando me tocó ser ministro de Seguridad. Asumí cuando Rosario tenía 270 homicidios y el año que me fui, dejé la ciudad con 146 homicidios. Ahora, la proyección para este año es que va a haber 306 homicidios”.

“Algo pasó en el medio, entre los dos períodos, que bajó el delito en Santa Fe durante la gestión de Miguel Lifschitz, mientras fui ministro de Seguridad. Y es que hubo conducción política de la fuerza de seguridad muy fuerte, había policías en la calle, había investigaciones importantes o complejas. A mí me tocó detener a gran parte de la organización criminal Los Monos, me tocó detener a Alvarado, a los Funes, a los Camino, cosa que en los últimos meses no lo vas a ver en la provincia, salvo en 2022, desde febrero o marzo, pero los primeros 26 meses de la gestión de Perotti no se detuvo ni se desarticuló ninguna organización criminal”, resaltó el exministro de Seguridad.

Ahora bien, Pullaro, muy crítico con la gestión Perotti, expresó: “Hubo un pacto con el delito para bajar la violencia, hay teorías de criminólogos que plantean eso. Yo no tengo pruebas, pero no tengo dudas, más después de escuchar el audio de Marcelo Sain cuando habla con tanta familiaridad de “Guille”, cuando dice ‘ojalá que Guille los recague a tiro a los rosarinos’”.

Además, durante la entrevista remarcó tres elementos para analizar: “El policiamiento’, policía en calle: yo tenía 180 móviles patrullando las 24 hs, hoy dicho por el jefe de Policía de la provincia, en Rosario hay 35. La persecución a las organizaciones criminales: a mí me tocó detener a las principales organizaciones criminales en los primeros meses de gestión, y ahora, en los primeros dos años de gestión a qué organización criminal desbarató o desarticuló el gobierno de Omar Perotti, les va a costar nombrar una porque no existe, ni acá ni en Santa Fe. Y Servicio Penitenciario: en mi gestión había celdas en pabellones de alto perfil, en donde los presos más peligrosos de las ciudades de Rosario y Santa Fe estaban en los pabellones de alto perfil, con muchísimo más cuidado por parte del Estado y con condiciones de detención diferentes. En el gobierno de Perotti, la primera semana disolvió los pabellones de alto perfil y a esos presos los mandó a pabellones comunes. De ahí se empezaron a encargar homicidios y balaceras, de ahí el delito mutó, y de las peleas entre bandas empezaron a extorsionar a comerciantes, que si no les pagan les balean los negocios”.

Finalmente, Pullaro dijo: “Yo no digo que estábamos bien en la gestión de Lifschitz, pero teníamos niveles muchos más bajos. Y con datos estadísticos, si se compara el 2019 con 2022, en el primero hubo menos de la mitad de homicidios, muchos menos heridos de arma de fuego, y ahora tenemos 3 veces más cantidad de robos en Rosario y 4 veces más de hurtos. Algo pasó entre 2015 y 2019, que la cosa funcionaba distinta. No digo que estábamos bien, sino mejor”.

x
Paladini flotante
/////////TECO 300x250//////////// /////////TECO 970x90//////////// /////////TECO 300x600////////////