islas de Victoria

Dos helicópteros, un avión hidrante y más de 60 agentes: amplio operativo para combatir el fuego en las islas

Con el objetivo de contener los más de 40 focos de incendios, bomberos voluntarios de Rosario, la Policía Federal de la provincia de Santa Fe y Entre Ríos y el Servicio Nacional de Manejo del Fuego llevaron adelante un importante despliegue.


Este domingo dos equipos brigadistas combatieron los focos de incendios en las islas entrerrianas, en una jornada donde la ciudad de Rosario amaneció plagada de humo.

De la actividad participaron los bomberos voluntarios de Rosario, la Policía Federal y de Protección Civil de la provincia de Santa Fe y Entre Ríos, todos coordinados por el Servicio Nacional de Manejo del Fuego.

Más de 60 agentes fueron trasladados a los al menos 40 focos de incendios en las islas, desde el Aeroclub de Alvear donde se montó el centro operativo. Además, las tareas contaron con el apoyo de dos helicópteros que fueron los encargados de trasladar a los agentes a las zonas de incendio y un avión hidrante.

El secretario de Gobierno de la Municipalidad de Rosario, Gustavo Zignano, estuvo acompañando las tareas esta mañana y destacó la valentía de los agentes que combaten el fuego “cuerpo a cuerpo”.

“Esto es parte de ese trabajo que se vio incrementado cuantitativamente con recursos humanos a raíz de la cantidad de puntos de incendio que se generaron con posterioridad a la reunión”, aseguró el funcionario.

Las tareas que tuvieron lugar este domingo son en el marco del “Acta acuerdo de abordaje conjunto de la problemática de los incendios del Alto Delta del río Paraná”, un acuerdo firmado el viernes pasado por el intendente Pablo Javkin, de la mano con Nación, provincia de Entre Ríos y Santa Fe; en el cuál pactaron como prioridad frenar los incendios y establecer mecanismos preventivos y solucionar el problema de raíz.

En dicho acuerdo, el Gobierno nacional declaró emergencia ambiental y zona crítica de protección ambiental a la zona de islas, exigiendo informacion a la provincia vecina para detectar a los propietarios de los campos donde sew generan habitualmente los focos de incendio, contaminando el medio ambiente y afectando a la ciudad.