PERSISTE EL RECLAMO

Docentes privados van al paro este miércoles y jueves por un reclamo salarial

Llegarán a 12 las jornadas de paro en total desde que inició el año, con el mismo pedido de una recomposición salarial.


Los docentes privados llevan adelante un paro de 48 horas a modo de seguir visibilizando su protesta por una recomposoción salarial, el pedido que se reitera desde que comenzó el año. La medida de fuerza comenzó este miércoles y tendrá como evento principal una marcha virtual desde las 19.30 que será transmitida a través de las cuentas de Youtube y Facebook Live de Sadop Rosario. Además, no se concretarán actividades institucionales programadas, tampoco se enviarán tareas a los alumnos ni se devolverán correcciones.

Desde el gremio docente decidieron desde hace dos semanas que no participarán de movilizaciones por las calles, atendiendo a la suba de contagios de coronavirus en la ciudad. “Siempre sostuvimos que en nuestras luchas también estamos educando en la defensa y el ejercicio de nuestros derechos. Entendemos que en la decisión de no marchar, dejamos una enseñanza más”, explicó el secretario general de Sadop Rosario, Martín Lucero.

“La masividad del alcance de la medida de fuerza demuestra que el malestar y la disconformidad es grande”, afirmó el dirigente. El paro tiene como causa el rechazo a la decisión unilateral del Gobierno de Santa Fe de establecer una suma fija no remunerativa ni bonificable por entender que “un bono no es aumento salarial", según indicó Lucero y continuó: "Necesitamos una recomposición acorde a la pérdida del poder adquisitivo del salario y que contemple la erogación monetaria que hicieron los y las docentes para sostener el sistema educativo”.

A su vez, el referente gremial apuntó contra "el desgobierno en el sistema educativo", y afirmó que es algo que manifiestan "los diputados provinciales que la semana pasada dieron media sanción a la Emergencias Educativa”. Con respecto a la vuelta a las aulas, fijada para septiembre en gran parte de la provincia, sostuvo: “Debe quedar claro que sin recomposición salarial no hay vuelta a la presencialidad”.