ABIERTO DE AUSTRALIA

Djokovic barrió a Federer e irá por su octavo título

En el enfrentamiento número 50, el serbio, número dos del ranking ATP, se impuso por 7-6 (7), 6-4 y 6-3 ante el suizo y defenderá la corona del torneo que ganó en siete ocasiones.


El serbio Novak Djokovicse impuso este jueves por 7-6 (7-1), 6-4 y 6-3 ante Roger Federer y avanzó a la final del Abierto de Australia, primer Grand Slam del año, donde buscará ganar su octavo título en Melbourne.

Dos horas y veinte minutos le bastaron al de Belgrado para adjudicarse el episodio 50 de una de las rivalidades más famosas de la historia del tenis y doblegar a un Federer que llegó aquejado con molestias en el muslo izquierdo.

El número tres del ranking mundial, comenzó con un juego sólido e imponiéndose en los primeros games, donde logró quebrarle el saque a Djokovic y se escapó por 5-2 y 30-0 a favor. Sin embargo, el suizo no pudo cerrar el set y el serbio aprovechó la situación para golpear, darlo vuelta y forzar una definición por tiebreak, en donde comenzó 1-4 en contra pero se repuso y lo cerró 7-6 (7-1) a su favor.

En el segundo set, Federer fue atendido por molestias musculares en la pierna y cometió muchos errores no forzados, mientras que del otro lado, Nole ganó confianza, le quebró el saque y se llevó el parcial rápidamente por 6-4.

Federer luchó hasta el final pero Djokovic lo acorraló del mismo modo que el set anterior para sellar el encuentro 6-3 y sacar pasaje a la final del torneo que ganó siete veces y llega como defensor del título.

"Sólo quiero pedir respeto hacia él por haber jugado el partido a pesar de como se encontraba físicamente. Estaba muy lejos de su mejor forma por las molestias", comentó Nole tras el partido.

Tras su victoria, el de Belgrado se acercó a tan sólo una respecto las 27 finales de Grand Slam disputadas por el español y número uno Rafael Nadal, en una lista liderada por el propio Federer con 31 jugadas a lo largo de su carrera.

Su rival en la final será el ganador del duelo de este viernes, entre el austríaco Dominic Thiem, verdugo de Rafael Nadal, y el alemán Alexander Zverev.

x
Paladini flotante