interna gremial

Dispararon por segunda vez el frente de la casa del taxista candidato en su gremio

El incidente obligó a Ricardo Vidal a bajarse de su candidatura. Volvió a cargar sus culpas contra Horacio Boix, actual secretario general.

Por Rosario Nuestro Redes

sábado 19 de mayo, 2018

La casa del ex tesorero del Sindicato de Peones de Taxis (SPT), quien se postulaba para las próximas elecciones en el gremio, fue baleada anoche por segunda vez. El percance obligó a Ricardo Vidal a bajarse de la candidatura, según él mismo declaró a medios locales ni bien sucedió el hecho.

Eran cerca de las 20.50 cuando los vecinos advirtieron al gremialista del ataque. En plena lluvia, se escuchó gran cantidad de disparos, sin embargo, favorablemente, no había nadie en el domicilio.

“Estoy yendo para mi casa (Rueda 74 bis)”, expresó el taxista a los medios. Hacía minutos que se había enterado. No obstante, remarcó que su esposa se encontraba trabajando, por lo que la vivienda estaba vacía.

El hombre estaba consternado y, al vincular otra vez el hecho a la interna de la familia taxista en el marco de las elecciones, anticipó que no será parte de los comicios. “Se están metiendo con la familia, con la vida, no estoy para estas cosas”, lamentó.

Durante la noche del pasado lunes había ocurrido un ataque similar. Luego de ese incidente, Vidal efectuó una denuncia en Fiscalía donde, si bien dijo desconocer quiénes serían los autores de la balacera, señaló que no era “descabellado” que la actual conducción del gremio, encabezada por Horacio Boix, estuviera involucrada.

Atacaron a balazos la vivienda de un taxista

El ataque del comienzo de la semana fue entre las 22.20 y las 22.30, indicó en esa ocasión. “El frente de mi casa recibió más de 15 balazos”, dijo y agregó: “Por fortuna no pasó a mayores; mi esposa llegó a la casa apenas cinco minutos después”.

Sobre el efecto de los disparos, completó: “No había nadie por suerte en la casa. Me rompieron los vidrios del portón, los de la ventana del dormitorio y se produjeron otros daños que provocaron tantas balas. Llamé al 911, después vino la Policía de Investigaciones (PDI), levantó las pruebas correspondientes y efectué la denuncia en Fiscalía”.

“Hoy no puedo culpar a nadie, pero las cosas están dadas de esta manera. Desde que me presenté como lista opositora, me empezaron a hostigar y llegaron estas amenazas”, concluyó.

Comentarios