Dieta: el lado bueno de un permitido

Se trata de ser inteligente al momento de elegir una comida que habitualmente no consumimos. Es preferible que sea por la noche para poder el día siguiente continuar con la alimentación habitual. Se considera un reseteo necesario para el metabolismo según los especialistas.

Por Gimena Rubolino

viernes 15 de junio, 2018

Si bien la palabra dieta no es muy querida por la mayoría de los especialistas en nutrición dentro de un plan de descenso de peso no suelen incluirse postres ni comidas calóricas porque no son favorables para contribuir con el objetivo de bajar la grasa corporal. La clave es reservar un día a la semana para un “permitido” y el resto de los días seguir con el plan de alimentación.

La especialista en nutrición Tatiana Fuentes afirma que los permitidos o comidas trampa además de ser un respiro, son un empujón para seguir mejorando.

Aproximadamente luego de 4 o 5 días de un plan de pérdida de grasa, los niveles de testosterona y leptina comienzan a disminuir. Este tipo de comidas contribuyen a resetear los niveles hormonales, recargar las reservas de glucógeno y elevar niveles de leptina. Es como resetear el metabolismo” detalla Fuentes.

El efecto más importante es que elevan los niveles de leptina hasta en un 30%: “cuando la leptina está alta el cuerpo dice no tengo necesidad de ahorrar energía, voy a liberar la grasa, incrementa tu metabolismo y la oxidación de grasas, al mismo tiempo disminuye el apetito, eleva niveles de dopamina, mejora el ánimo, más motivación y energía”.

Agustina Dandraia en “Diario de una chica fit” dice al respecto: “A la hora de comer afuera, no me hago mucho problema y voy por lo seguro: una fuente de proteína magra y vegetales frescos o grillados. Y una o dos veces por semana disfruto de mi cheat meal (comida trampa) que vendría a ser el famoso permitido de las dietas convencionales; consiste en comer lo que se me antoje (puede ser entrada, plato principal y postre o sólo una de ellas)”

Es tan importante para la mente (para no generar deseos y frustraciones) como para el cuerpo (ya que eleva los niveles de leptina, la hormona que le comunica al cuerpo que no estás con hambre)” agrega la chica fit.

No te preocupes que este cheat meal no va a afectarte en tu meta. Así como no le pasa nada a una persona que lleva pésimos hábitos alimentarios una vez que come una ensalada con agua, tampoco va a generar aumento de peso a una persona que come la mayoría del tiempo saludable y se da el gusto una o dos veces por semana”.

Consejos para tener en cuenta:

  • Hacer los permitidos de forma inteligente, tratar de que siempre contengan algo de proteína para que el empuje metabólico sea mayor.
  • Analizar la dieta, si generalmente es baja en carbohidratos incluir este macronutriente en el permitido. Si la dieta generalmente es baja en grasa, incluir más grasas y proteínas.
  • Evitar las bebidas alcohólicas en esta comida.
  • El día del permitido y el día después, comer prolijo, ni de menos ni de más.
  • Tomar mucha agua el día después.
  • Es más recomendable hacer el permitido a la noche porque al día siguiente es más fácil para retomar la alimentación habitual.

Importante: “un permitido no significa ir a un tenedor libre y comer hasta no dar más. Significa elegir una comida que habitualmente no consumimos y disfrutarlo para continuar luego el plan”, agrega Fuentes.

Comentarios