Día Mundial de la lucha contra el Sida


La Organización Mundial de la salud (OMS) define el VIH como una infección que deteriora progresivamente el sistema inmunitario, alterando o anulando su función de combatir infecciones y enfermedades.

El término SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) se utiliza en casos avanzados de VIH, dados por la aparición de una o varias infecciones o cánceres relacionados.

1 de cada 3 personas con VIH en América Latina y el Caribe no sabe que lo tiene.

El "Día Mundial de la lucha contra el Sida" (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida) 30 aniversario (desde 1988) se celebra el 1 de diciembre de cada año.

El objetivo de esta conmemoración es dar a conocer todos los nuevos avances que se han logrado ante la lucha contra la pandemia de VIH/sida, además de intentar concientizar a las personas con respecto a cómo prevenirla y de brindar ayuda a quienes padecen el síndrome.

Datos de la respuesta al VIH en Argentina

 Se calcula que en la Argentina viven alrededor de 122.000 personas con VIH. De ellas, el 70% conoce su diagnóstico positivo y el 30% restante lo desconoce.

La principal vía de transmisión del VIH son las relaciones sexuales sin uso del preservativo (98%). Entre los varones, el 42,2% adquirió la infección en una relación heterosexual, mientras que el 56% lo hizo en una relación con otro varón.

Tras la infección con el VIH, el virus comienza a destruir lentamente los linfocitos-T CD4 del sistema inmunitario.

La velocidad con que esto ocurre varía de una persona a otra. El tratamiento con terapia antirretroviral puede ayudar a retardar o detener ese proceso. Cuando el deterioro inmunitario es significativo, la persona tiene Sida, es decir, está en riesgo de contraer infecciones y cánceres que la mayoría de las personas sanas raramente presentarían.

En este momento, no existe una cura para el Sida. No obstante, con tratamiento adecuado, las personas que viven con VIH pueden tener una buena calidad de vida, con una sobrevida que es la misma que una persona sin VIH.

Cómo puede prevenirse

  • A través de relaciones monógamas entre personas no infectadas.
  • Sexo sin penetración.
  • Uso correcto y consistente de preservativos masculinos y femeninos.
  • Sexo entre dos personas cuando una de ellas vive con el VIH, pero está en tratamiento antirretroviral y tiene una carga viral indetectable.
  • Administración de profilaxis preexposición a personas que no están infectadas por el VIH.
  • La circuncisión médica masculina voluntaria reduce las posibilidades que tienen los hombres de ser infectados por el VIH por una mujer.

El test

Existen dos tipos de test: el llamado ELISA ,que es una extracción de sangre y se realiza en un laboratorio, y el test rápido, para el que se depositan unas gotas de sangre de la yema de un dedo sobre una tira reactiva y cuyo resultado se obtiene veinte minutos después. En ambos casos, si el resultado es positivo, debe ser confirmado con una prueba de laboratorio denominada Western Blot.

Período ventana

Una vez producida la infección por VIH, los anticuerpos tardan entre 3 y 4 semanas en ser detectados. Es decir que durante este tiempo, llamado “período ventana”, los análisis pueden resultar negativos aunque la persona tenga el virus. Es por eso que cuando hubo una situación de riesgo, si el análisis se hizo durante el mes siguiente y el resultado fue negativo, se recomienda repetirlo.

 

 

x
Paladini flotante