EN LANÚS Y A PUERTAS CERRADAS

Di Pollina: “El clásico rosarino está estigmatizado”

El presidente canalla aseguró que los partidos ante Newell's tienen una mala imagen.

Redacción Rosario Nuestro

viernes 12 de octubre, 2018

Si bien aún desde la organización de Copa Argentina no se ha confirmado oficialmente, todo parece indicar que el clásico entre Newell’s y Rosario Central por los cuartos de final se disputará el miércoles 24, en el estadio Néstor Díaz Pérez de Lanús y a puertas cerradas.

Rodolfo Di Pollina, flamante presidente de la institución canallla y en diálogo con TyC Sports, reconoció que todavía “no hay nada oficial y en esto hay que ser precabidos porque estamos preparados para jugar un clásico rosarino al 100%”.

Sus dichos contradictorios no son más que una exposición sobre las dudas que conciernen a la organización del certamen nacional y no le permiten definir si el clásico rosarino se jugará efectivamente a puertas cerradas y en Buenos Aires o en otro estadio más próximo a la capital de Santa Fe.

Además, Di Pollina contó la postura que tuvo Central en la manoseada organización del encuentro entre rosarinos:“En cuanto al lugar para jugar, a nosotros nos preguntaron la organización y la seguridad si queríamos jugar con público. Nosotros si, siempre queremos jugar con público. Pero al ser un tema tan delicado lo dejamos en manos de los especialistas”.

En esa línea, también reconoció que no les “quitaría un peso de encima jugar a puertas cerradas” y que antes de tomar decisiones apresuradas “hay que entender la magnitud del clásico de Rosario y lo que eso significa. Tiene un aspecto negativo, está estigmatizado. Lo positivo es que es una fiesta hermosa donde se juega lo más importante del año. Entonces hay que evaluar todo, no solo la seguridad sino lo que se le saca a la gente“.

Cuando fue consultado por si el fútbol argentino está preparado para llevar a cabo este tipo de eventos con público de ambas parcialidades, el dirigente sorprendió con su respuesta: “Yo creo que estamos preparados para jugar un clásico rosarino. Está claro que es un partido difícil por lo que se juega y los antecedentes. Pero creo que no tenemos que claudicar”.

Comentarios