villa gobernador gálvez

Detienen en un control de rutina a uno de los miembros del clan Bassi

Marcelo Bassi, hermano del Luis el Pollo, tenía pedido de captura desde 2014 cuando fue interceptado por Gendarmería con armas de grueso calibre.


Marcelo Bassi, hermano de Luis “Pollo” Bassi, fue retenido en un control de rutina de. Estaba con tres personas. Tras la consulta de quienes estaban en el control se logró saber que este tenía un pedido de captura activo a cargo del fiscal Spelta por una causa iniciada en 2014, cuando fue interceptado por Gendarmería en Villa Gobernador Gálvez y dentro de su auto, donde se movilizaba junto con otras dos personas, hallaron un revólver calibre 38 debajo de un asiento. El hombre fue condenado por portación ilegítima de arma de fuego en julio de 2017.

Su hermano Luis Bassi condenado en julio de 2017 por la portación de un arma calibre 38, que fue hallada debajo del asiento del Chevrolet Astra que conducía al ser interceptado en un control de rutina de Gendarmería Nacional, en Villa Gobernador Gálvez. La familia de Bassi fue diezmada en el marco de una sangrienta guerra narco.

Marcelo Bassi había sido beneficiado por la Justicia con salidas transitorias en reiteradas oportunidades a pesar de que el Servicio Penitenciario sugería lo contrario, al ser considerado un preso de “alto perfil”.
Los Bassi están enfrentados desde hace años con Los Monos, sobre todo a partir del asesinato del ex líder de la banda narco Claudio “Pájaro” Cantero, por el cual fue acusado Luis “Pollo” Bassi. Si bien el ex jefe de la barra brava de Newell’s fue absuelto por ese crimen, luego fue condenado por otro homicidio por el cual cumple condena en la cárcel de Coronda.

Después del crimen del “Pájaro” Cantero, entre diciembre de 2013 y octubre de 2014 fueron asesinados en el mismo escenario, la remisería Cinco Estrellas de Villa Gobernador Gálvez, los hermanos de “Pollo”, Maximiliano y Leonardo, y su padre, Luis. El resto de la familia huyó de Rosario para poder conservar su vida.

Sin embargo, en marzo de 2019, la ola de asesinatos continuó cuando dos sicarios en moto ejecutaron al suegro de Bassi, Eduardo Cisneros, de 70 años y a su pareja Gloria Larrea, de 56. No tuvieron tiempo a reaccionar, porque los disparos les provocaron a ambos la muerte en el acto. Quedaron sentados en los sillones donde tomaban mate al caer la tarde en Grandoli y Gutiérrez, en barrio Municipal.

x
Paladini flotante