CON PROTOCOLOS

Desde la semana que viene se abrirán las fronteras a los países limítrofes para recibir turistas

Lo anticiparon desde el Gobierno Nacional y señalaron que se trata de una "una nueva etapa" y que es un "un ingreso importante" de divisas.


El Gobierno anticipó hoy que a partir de la próxima semana "se abren las fronteras para recibir turistas de los países limítrofes" vía aérea y marítima, al destacar que representará un "ingreso importante" de divisas.

Así lo indicó el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, quien señaló que se trata de una "una nueva etapa" sin descuidar la lucha contra la pandemia.

Según datos del INDEC, la llegada de turistas no residentes cayó en agosto 99,3% interanual en el sector que, por la crisis sanitaria, atravesó su sexto mes de casi total inactividad.

El titular de la cartera turística indicó este sábado que es "una decisión tomada".

En ese sentido, aclaró que la determinación contempla a quienes viajen desde "países limítrofes" mediante "vía aérea por Ezeiza y la frontera marítima para Uruguay".

"No tendríamos ningún problema. Estamos terminando de definir algunas cuestiones", remarcó en declaraciones radiales y aclaró que la intención es que puedan llegar "a partir de la semana que viene".

El funcionario subrayó que el Gobierno apuntará a "turistas que vengan a la Ciudad de Buenos Aires y adelantó también que "la apertura estará en el DNU del domingo".

Según estimaciones del Ente de Tursimo porteño, el gasto turístico equivale al 3 por ciento del Producto Bruto de la Ciudad, que además viene de transitar un año récord de visitas, con 2,9 millones de turistas internacionales.

Lammens indicó que "no va a haber cuarentena" y explicó: "Les pedimos el test para tener algún grado de seguridad de que no vienen infectados".

También señaló que se tomará la temperatura a quienes lleguen al país y se les solicitará una declaración jurada.

"Estamos trabajando en una burbuja desde Ezeiza para que sean trasladados a la Ciudad de Buenos Aires", sostuvo.

En medio de la crisis cambiaria y la persistente suba del dólar, el ministro destacó que el turismo receptivo es "un ingreso importante" de divisas.

La escasez de dólares en la Argentina constituye una de las principales dificultades a afrontar por la Administración de Alberto Fernández en un contexto en el que las reservas acumulan una baja de u$s 1.996 millones desde el endurecimiento del cepo, anunciado el 15 de septiembre pasado.

Según afirmó Lammens, se van a "poner las condiciones" para que la medida se pueda aplicar y "dar vuelta la página sin abandonar la lucha contra el virus".

x
Paladini flotante