80 milímetros en poco tiempo

Desde Defensa Civil informaron que “quedan algunos lugares” de la ciudad con anegamientos

El titular la dependencia, Raúl Rainone, dijo que “el 80 por ciento de los inconvenientes ya fueron solucionados”.

Redacción Rosario Nuestro

domingo 13 de enero, 2019

En la madrugada de este domingo una fuerte tormenta azotó a la ciudad de Rosario y a gran parte del sur de la provincia de Santa Fe. Cayeron más de 80 milímetros en pocas horas lo que provocó anegamientos en diversos puntos de la ciudad, uno de los puntos más vulnerables fue la zona noroeste, y en horas de la tarde, se logró controlar con la ayuda de bombas de achique para acelerar el proceso de drenaje.

La tormenta se caracterizó por la cantidad de agua caída, se registraron ráfagas, lo que explica la baja cantidad de reclamos al municipio por desprendimiento de árboles que no fueron más de siete. Por su parte, el director de Defensa Civil de Rosario, Raúl Rainone informó que el trabajo comenzó desde muy temprano y que hay varias marcas de lo llovido, ya que en algunos sectores de la ciudad las precipitaciones fueron mayores, aunque se llegó a promedias con las estaciones meteorológicas unos 80 milímetros.

El funcionario advirtió que este tipo de fenómenos naturales “suelen generar inconvenientes” ya que no hay vías de drenaje que puedan contener tanta agua en tan poco tiempo.  En ese sentido dijo que, hasta ahora el 80 por ciento de los inconvenientes fueron solucionados” y que “sólo quedan algunos lugares que requieren de mayor trabajo para extraer el agua”.

Además, comunicó que no se registraron evacuados hasta el momento y que si de diera otro pico de tormenta de las mismas características en las próximas horas podría generar lo mismo o peor. “Este tipo de tormentas van a ser la característica del fenómeno del Niño, mucha agua en poco tiempo”, agregó.

Para finalizar indicó que el agua que baja desde los campos aledaños y se vierte en el arroyo Saladillo, el arroyo Ludueña y otros canales que desembocan en el río Paraná, por el momento están controlados y no hay desbordes ni peligros para quienes viven en la zona.

Por otra parte, desde Empresa Provincial de la energía apuntaron que las zonas de la periferia rosarina, como Funes, Roldán y Pérez “se encuentran en este momento con servicio normal” y que la EPE “suma personal a las tareas de reparación de red aérea para responder a los trabajos puntuales en baja tensión, habiendo registrado en la red de distribución una cantidad considerable de descargas atmosféricas.

“Debido a la intensa caída de agua (74 milímetros) durante la madrugada se registraron siete desperfectos por subestaciones inundadas, tres de las mismas ubicadas en el centro de la ciudad”, explicó la empresa mediante un comunicado. Una de las subestaciones que se inundó es la que está ubicada en Córdoba al 1000.

El pronóstico extendido

El Servicio Meteorológico Nacional determinó en la tarde de este domingo el cese de la alerta por tormentas fuertes para el sur santafesino. Sin embargo, la advertencia se mantenía para el centro y norte provincial donde las lluvias vienen castigando a amplias zonas desde mediados de diciembre.

El pronóstico del SMN indica para Rosario que se mantiene una probabilidad de lluvias y tormentas aisladas con mejoramientos temporarios. El tiempo inestable se mantendrá durante el lunes y martes. Las condiciones mejorarán hacia mitad de semana, según el último parte climático.

La tormenta en las redes: calles anegadas, árboles caídos y barrios sin luz

Comentarios