Subsecretaría de la niñez

Denuncian la desaparición de dos niños de la comunidad qom en un hogar de menores

Se trata de un niño y una niña que habían sido institucionalizados tras sufrir un abuso sexual por parte de un familiar.

Redacción Rosario Nuestro

martes 4 de septiembre, 2018

Familiares, amigos y vecinos de dos hermanos (de 11 y 13 años) que fueron alejados de su casa del barrio qom por una intervención de la Subsecretaría de Niñez y Adolescencia de la Provincia, denuncian que están desaparecidos desde hace diez días, cuando se escaparon de un instituto al que habían sido derivados por esa dependencia oficial.

La madre de los niños vive en la comunidad qom de Juan José Paso y Travesía, tiene siete hijos y uno en camino. “En el marco de la aplicación de un protocolo de intervención, la Dirección de Niñez había dispuesto sacarle a los cinco menores”, contaron los vecinos en un documento escrito en el que relataron el caso.

“El hecho ocurrió el 26 de junio. Le dimos una mano a la madre, pues no sabía dónde y cómo estaban sus hijos. La acompañamos a Niñez, donde tuvimos una reunión con el equipo que tiene a cargo los chicos. Nos dijeron que estaban bien y acordamos estar conectados para facilitarle contactos del círculo familiar para ir viendo la forma de que vuelvan con los suyos”, señala el texto redactado por amigos y vecinos de la familia.

“El viernes nos avisa la mamá que vayamos al barrio porque supuestamente iba a ir gente de la Dirección, cosa que no pasó, pero nos contó que cuando fue a hacerse los controles en el centro de salud, la trabajadora social le comentó que su hijos, una nena de 13 y un varón de 11, se habían escapado de donde estaban. Nunca se lo comunicaron oficialmente”, continúa el relato del caso.

Los vecinos informaron que “estuvimos averiguando” y se enteraron que “el hecho ocurrió el último fin de semana de agosto, hace aproximadamente 10 días, en el camping (Mi Lugar) que está a cargo del pastor Fernando Amorós de Villa Constitución”.

“Ante nuestro reclamo, nos llamó el sábado la Subsecretaría de Niñez y recién nos dio una entrevista en el dia de ayer (lunes 3 de septiembre), donde nos dijeron que el protocolo de búsqueda está activo y solo le faltaba chequear a una familiar, cosa que hicieron ayer”, sigue el documento. “Personal policial se apersonó recién el domingo pasado en la casa de la abuela”, añade.

“Según lo que nos cuenta la mamá de los chicos, la trabajadora social le dijo que fueron más los pibes que se escaparon”, concluye el relato.

Los testimonios

Laura Castro, docente e integrante de un grupo de ayuda barrial, señaló en diálogo con Rosario Nuestro que durante una recorrida por la zona se le acercó una mamá que le manifestó la preocupación de que “le habían sacado cinco de sus hijos” por una denuncia de violencia intrafamiliar. “No sabía quién se los había llevado. Sabía que era algo de Niñez”, sostuvo y afirmó: “La acompañamos a Niñez y nos dijeron que estaban bien; que estaban los tres menores por un lado y los dos mayores por otro y que no podían tener contacto con los familiares, que cuando pudieron tenerlo se comunicarían con ellos”.

Castro expresó que, días después, “el jueves, la madre que está embarazada de siete meses fue al dispensario de Travesía y Génova a hacerse un control” y fue ahí donde se enteró que sus dos hijos mayores se habían escapado del lugar donde estaban por lo que la llamó desesperada para pedirle ayuda. En ese momento, según sus palabras volvieron a contactarse con Niñez, donde les comunicaron que “los dos chicos estaban un hogar en Villa Contitución y se escaparon”. La militante está convencida de que “si la mamá no iba a ese control, no se enteraba”.

Por su parte, la subsecretaria de Niñez Andrea Travaini, confirmó que los niños se escaparon y aseguró que la medida de separarlos de su casa e intervenir en el caso fue tomada tras ser notificados en la institución de “una situación familiar compleja” por el centro de salud y la escuela del barrio Qom “hace un tiempo largo”. En tanto, desmintió que haya sido personal del dispensario de la zona el que informó a la mamá de los chicos acerca de la fuga.

A su vez, la funcionaria aclaró que los lugares adonde los niños son  trasladados en este tipo de casos “son abiertos, no tienen grandes paredones, lo más parecido posible a una casa”. De hecho, el albergue al que los dos hermanos fueron trasladados responde a esas características.  Por último explicó

A su turno, el titular del hogar de Villa Constitución donde estaban alojados los menores,  el pastor Fernando Amorós expresó que los niños “pidieron dar una vuelta, salieron y no volvieron más”. En ese sentido, dijo que tras esperar el plazo correspondiente de ausencia cumplieron con el protocolo y denunciaron el hecho en la Comisaría 1º de esa localidad santafesina. “Hicimos la denuncia por busca de paradero”, precisó y deslizó la idea de que la fuga podría haber sido “coordinada”, si bien admitió que no puede corroborarlo. “¿Dónde consiguieron plata para viajar?”, preguntó.

Por último, el pastor indicó que los hermanos “fueron de los últimos en ingresar al hogar hace alrededor de dos meses. Pidieron salir, porque ellos pueden salir: a tomar un helado,  a la plaza, van y vuelven del colegio solos, salvo que haya alguna actividad fuera de horario en la que se pone a un adulto responsable”.

Comentarios