¡Mirá las fotos!

De Monje a Rusia: Morena y su papá cumplen su sueño mundialista

Luciano y su hija dialogaron con Rosario Nuestro desde Moscú.

Por Rosario Nuestro Redes

domingo 17 de junio, 2018

Por Bianca Forconi

Morena es santafesina y tiene 9 años. Hace dos meses empezó esta locura que hoy la llevó a presenciar el Mundial. Ella juega al futbol en Monje, el pueblo donde vive, lo hace en una liga masculina. McDonald’s buscaba héroes, su papá no lo dudo y la postuló. Este fin de semana pasó los mejores días de su corta vida contó su papá Luciano a Rosario Nuestro.

La nena santafesina que de cazar ranas se va al mundial

La odisea mundialista para este papá junto a su hija empezó el viernes 15 por la mañana, después de un largo viaje en avión aterrizaron en la capital de Rusia. Morena fue elegida junto a otro de los nenes para presenciar la conferencia que realizó el DT argentino junto con la selección. “Como si fuera poco llegamos y nos reciben con este regalo”, afirmó Luciano, papá de la nena.

La Selección Argentina rompió el hielo y jugó contra Islandia este sábado 16. A pesar de que el resultado no fue el deseado, once sueños se cumplieron. El mundial une a todos los argentinos, seas del color que seas en este mes te define el celeste y el blanco. Vamos por la calle orgullosos de serlo, y como para no, tenemos al mejor del mundo de nuestro lado. Morena y Luciano este fin de semana se pasearon con la albiceleste por todo Moscú, “con el pecho hinchado de la emoción”.

“Arrancamos a la mañana, los chicos se fueron al estadio a ensayar la entrada. Nosotros, los papás, no los vimos más a los chicos hasta la hora del partido. Ahí me cayó la ficha de todo lo que estamos viviendo”. Aunque la comunicación sea telefónica se percibe la emoción de Luciano, en cada frase se nota que sonríe, sus pausas demuestran como su cabeza recuerda cada segundo vivido. “Cuando la vi entrar a la cancha, de la mano de Biglia, me agarró una cosquilla en la panza, tan lejos de toda la Argentina, pensando que la estaban mirando y yo acá en un lugarcito de la cancha, imposible no haber llorando en ese momento.”

Después de cantar el himno los nenes se unieron a los adultos acompañantes que se encontraban en la platea, “justo atrás del arco donde lamentablemente Messi erró el penal y donde también lo vimos a Maradona. Se dio todo”. Morena al reencontrarse con su papá relató su encuentro con Messi. “Mirandome, mi hija, me contó que cuando el plantel terminó de hacer la entrada en calor pasaron para irse a cambiar por donde los nenes esperaban y el 10 los saludo a todos, ella no para de decir lo emocionada que estaba, eso habla de la grandeza de él”, dijo Luciano.

Este domingo es un día especial para los papás ya que se festeja su día y Luciano está viviendo uno distinto. “Es el mejor regalo que voy a tener en mi vida, lo que viví ayer es algo que no se puede describir, fue algo mundial. A pesar de que tengo a mis otros hijos en Argentina estamos con ella viviendo algo muy hermoso, inigualable”. Hoy por la mañana disfrutaron de un recorrido por los palacios de la ciudad y los chicos jugaron al futbol con los nenes que entraron de la mano de la Selección de Islandia.

Luciano afirmó que la cerveza de Moscú es la mejor. A More le llaman la atención las cúpulas de las construcciones, que las define como merenguitos. Para argentina se traen mochilas, pelotas, ropa. Pero lo más importante es lo que queda guardado en su memoria, cada minuto vivido, cada segundo sentido como si fuera el último, cada latido de su corazón.

Comentarios