INSEGURIDAD

De la noche a la mañana, tres violentas entraderas en zona oeste

Los hechos fueron perpetrados en un radio de 20 cuadras. En ninguno de los casos se pudo dar con los delincuentes. En dos de ellos, tres jóvenes de aproximadamente 18 años, actuaron a cara descubierta amenazando a sus víctimas con armas de fuego.


Tres robos en modalidad entradera se cometieron ene el lapso de 24 horas en la zona oeste de la ciudad. Los hechos fueron perpetrados en un radio de 20 cuadras y con muy pocas horas de diferencia el uno del otro. En todos los casos hubo amenazas de parte de los ladrones para los habitantes de las propiedades de donde se alzaron con gran cantidad de objetos de valor, como celulares, dinero en efectivo y electrodomésticos.

El primer hecho sucedió en la madrugada de este martes en Cullen al 700, cuando tres hombres armados ingresaron por la parte de atrás de una propiedad y a punta de pistola robaron cinco teléfonos celulares, dos televisores, una computadora  y un juego de alianzas de oro a un matrimonio y sus tres hijos.

La familia estuvo bajo amenaza por más de una hora. El hijo de 18 años, el menor de la pareja, sufrió un golpe en la cabeza propinado por los delincuentes, sin que esto le provoque una fuerte lesión. Sus hermanos de 23 y 21 años ilesos al igual que  sus padres, una mujer de 21 años y un hombre de 53. Todos,  fueron sorprendidos mientras dormían plácidamente.

Según el aporte de la mujer y su descripción en el parte policial no pudo reconocer bien a los delincuentes, pero que tendrían entres 18 y 20 años. Además conto a la llegada del personal policial que estos se habían retirado hace cuarenta minutos  y que su familia se encontraba muy asustada por la situación vivida, la cual fue de extrema violencia.

También desde la Comisaria 14  se solicita la presencia del gabinete de PDI quienes se hacen presentes para ampliar la actuación.  Interviene el fiscal de flagrancia César Cabrera  quien se pone en conocimiento de los por menores del acta de procedimiento labrada por el Comando Radioeléctrico  y dispone que comisione a la PDI.  Se entreviste a las víctimas y se realice las actuaciones de rigor.

El segundo hecho sucedió en Barrio Azcuénaga, a pocas cuadras del anterior, sobre calle Olascoaga al 1200. También tres personas de de edades similares ingresaron a una vivienda donde robaron 2 mil pesos en efectivo, dos celulares y rifle aire comprimido.

Según el relato del propietario, el robo fue aproximadamente a las 11.30 de la mañana. Este estaba tomando mates con un amigo en el comedor de su domicilio con la puerta abierta, cuando ingresaron tres masculinos con armas de fuego y lo redujeron. En la planta alta se encontraban sus hijas de 8 años y 13 años a quienes les quitaron dos teléfonos celulares, un Samsung J2 y un Xiomi R 72.  Los ladrones se habrían retirado en un Ford Fiesta gris por calle Forest donde se perdieron de vista.  Se comisionó personal de PDI  para investigar el hecho.

El tercer hecho ocurrió en la madrugada de este martes, aproximadamente a las 3 de la mañana, en jurisdicción de la Comisaría 12, en calle San Lorenzo al 5000. En este caso las víctimas fueron una pareja de abuelos.

La mujer de 73 años, con una discapacidad motriz, dijo que los delincuentes envolvieron con sabanas lo sustraído,  la golpearon a ella y a su esposo amenazándolos de muerte si no les daban dinero. El hombre se llevó la peor parte, sufrió politraumatismos varios y un corte en el ojo derecho, por lo cual tuvo que ser trasladando por el SIES para sutura.

Luego la victima relató que no pudo reconocer a sus agresores ya que usaban gorras negras de lana que le cubrían parte del rostro.  Los delincuentes dejaron la casa totalmente desordenada y revuelta en el intento de encontrar dinero, cosa que no pasó. Descontentos por el magro botín se retiraron forcejeando la puerta de ingreso de uno de los patios  laterales cargando un televisor de 29 pulgadas marca  JVC, un microondas color blanco, dos ventiladores de pie, un ventilador turbo y un celular marca Alcatel.