Daniel Arroyo: "Está claro que está aumentando la pobreza y la desigualdad social"

El ministro de Desarrollo Social de la Nación dijo que el Estado está atendiendo las situaciones de vulnerabilidad social y que la agenda post pandemia tiene que ver con la "asistencia, contención y el trabajo".

El ministro Daniel Arroyo.

El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, afirmó este martes que durante la etapa del coronavirus "está claro que está aumentando la pobreza y la desigualdad social", pero destacó que el Estado está atendiendo las situaciones de vulnerabilidad social y que la agenda post pandemia tiene que ver con la "asistencia, contención y el trabajo".

"Hay una situación social deteriorada", manifestó el funcionario en declaraciones a Canal 12 de Córdoba. "Antes de la pandemia teníamos ocho millones de personas que recibían asistencia alimentaria en el país y pasamos a once millones" en lo que va del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Precisó también que el Estado nacional está asistiendo a nueve millones de familias de trabajadores informales con el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), a lo que se debe sumar el plan de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) que cubre entre el 50 y 60% de los salarios de los trabajadores formales.

"El Estado está presente, asistiendo situaciones de angustia de gente que realmente sufre, que la está pasando mal y requiere de la solidaridad del Estado", destacó Arroyo.

Al referirse a la agenda oficial para ese sector vulnerable, en particular para los más de 4.000 barrios, villas y asentamientos que hay en el país, adelantó que la reconversión se va a dar por intermedio del trabajo para los más pobres y en cinco rubros: construcción, producción de alimentos, industria textil, cuidado de personas y el reciclado, que están contemplados en el plan Potenciar Trabajo.

El plan incluye créditos a tasas bajas para maquinarias y herramientas, además de un programa de obras de infraestructura para el acceso a los servicios básicos y de urbanización.

Además, el ministro de Desarrollo Social dijo que se siente "muy bien", que nunca tuvo síntomas de coronavirus y que "gracias a Dios el hisopado dio negativo", pero está cumpliendo el protocolo de la cuarentena en su casa, al ser consultado sobre su estado de salud luego de dejar la comitiva oficial presidencial, la semana pasada en La Rioja, por el contacto estrecho que mantuvo con el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, que dio positivo de Covid-19.