mirá el video

Daddy Yankee y Ozuna exaltaron a Rosario con su festival de reggaeton

Los puertorriqueños tocaron este martes en el Metropolitano alrededor de tres horas.

Por Rosario Nuestro Redes

jueves 15 de marzo, 2018

Por Tatiana Pace

Daddy Yankee y Ozuna le pusieron color al inicio de semana con un festival reggaetonero. Los puertorriqueños hicieron bailar sin parar al Salón Metropolitano este martes. Después de su paso por Tucumán y Buenos Aires, visitaron Rosario para seguir girando por separado. Daddy brindará un show en Mendoza este jueves, mientras que Ozuna seguirá por Uruguay, Junín, Neuquén y  Chile.

Miles de seguidores comenzaron agruparse en el Alto Rosario a la caída del sol y la variedad de su público era sorprendente. Mamás y papás juntos a sus hijos, banditas de adolescentes lookeados para la ocasión, matrimonios y mujeres de mediana edad que se subían arriba de las sillas para moverse al ritmo del reggaeton. Tampoco faltaron los clubs de fans. La presentación se hizo esperar un poco y media hora después de lo estipulado se encendieron las luces del escenario en conjunto con los gritos de fans.

Haciéndole honor a su título, “Rompe” fue el tema que inauguró la noche, de la mano de Daddy Yankee, quien sin perder tiempo metió un bloque con sus hits del recuerdo. “Gasolina”, “Lo que pasó pasó”, “Llamado de Emergencia”  y “La Despedida” sonaron y enloquecieron a los fanáticos. Por supuesto, que tampoco faltaron los más nuevo como Limbo, Dura y Despacito, en una versión sin Luis Fonsi. El cantautor cantó por más de una hora, transmitiendo mucha adrenalina aunque en reiteradas ocasiones le cedió el micrófono a su público.

De pronto, el puertorriqueño de 41 años se despidió sin más y anticipó la llegada de su compañero y colega Juan Carlos Ozuna Rosado, más conocido por su nombre artístico Ozuna. Las luces del escenario se apagaron y la gente tomó asiento. Dicen que lo bueno se hace esperar y nuevamente hubo demoras. Al parecer lo único que los artistas compartieron en su gira fue el escenario y entre nuevas pruebas de sonido y luces, transcurrieron quince minutos.

El Metropolitano se oscureció y en una enorme pantalla de fondo comenzaron a reproducirse fotos mientras el “Negrito de Ojos Claros” entonó “Qué será de mí”, en una versión más trapera. La velada se volvió un poco más romántica, por momentos, con la calidez y dulzura de Ozuna. Pero cuando sonaban temas como “Criminal, “Dile que tu me quieres” y “Síguelo bailando” el público se exaltaba.

El “Rey”, como se denominó en varias oportunidades, Daddy Yankee, y Ozuna, quien justo ese día cumplía años, cantaron a dúo “La Rompe Corazones” y “No quiere enamorarse”. Tras otra hora y media a puro show, El Negrito de Ojos Claros se despidió muy agradecido de Rosario. El show fue intenso y a puro reggaeton, aunque faltó la unión de ambos cantantes, que brindaron espectáculos totalmente por separados aunque haya sido uno solo.

 

Comentarios