SE TERMINA UNA ERA

¿Cuántas veces hubiesen descendido Central y Newell's sin promedios?


Como todo hecho significativo en la historia del fútbol argentino, la posible eliminación de los promedios para la temporada 2019/20 de la Superliga, lleva a realizarse varios interrogantes: ¿quiénes hubiesen descendido? ¿qué clubes se habrían salvado?

Un primer intento de implementar este sistema fue en 1961 pero no prosperó en el tiempo (sólo dos años). La prueba definitiva y que se instaló hasta el presente fue en 1983, comenzando a regir para el Torneo Metropolitano. En ese caso, el beneficiado fue ni más ni menos que River, que hubiese descendido por la tabla del campeonato junto con Racing de Córdoba, pero cayeron a la Primera B Racing y Nueva Chicago.

En el torneo de 1984 se produjo la tercera pérdida de categoría de Central en su historia (anteriormente le había sucedido en 1941 y 1950), pero su posición por promedios coincidió con la que tuvo en el certamen de aquel año. Lo mismo pasó con Atlanta, el otro club que dejó la Primera en esa oportunidad.

Ahora bien, si en estos 36 años no hubiesen existido los promedios, ¿qué hubiese pasado con Newell's y Central? Sabiendo que los leprosos no descendieron en ese período (la única vez en la historia que bajó de divisional fue en 1960), la primera respuesta es que los canallas hubiesen zafado de su caída a la B Nacional en 2010.

Los que dirigía Leonardo Madelón perdieron en la Promoción contra All Boys (1-1 en Floresta y 0-3 en el Gigante), pero si solamente se hubiesen tomado las posiciones de la temporada 2009/10, esa instancia la tendrían que haber afrontado Atlético Tucumán (descendió de forma directa) y el ganador de un desempate entre Huracán y Gimnasia. Habrían perdido la categoría Tigre y Chacarita, que si cayó por su coeficiente.

Si no se hubiesen implementado los promedios, Newell's habría descendido en dos ocasiones: en las temporadas 1992/93 y 2006/07. En el primer caso acompañado por Platense, mientras que en el segundo junto a Quilmes, quedando en zona de Promoción Gimnasia y Banfield. Los rojinegros hubiesen afrontado esa instancia contra un equipo de la B Nacional en la 2010/11. 

Por su parte, Central hubiese disputado en dos ocasiones la Promoción para sostener su lugar en Primera: en la 2001/02 y en 2008/09, temporada en la cual por promedios jugó ese desempate y se impuso contra Belgrano de Córdoba al ganar 1-0 como visitante e igualar 1-1 en Arroyito.

¿Qué habría pasado con los cinco denominados grandes?

Como también sucedió con el sistema que se sacará para la próxima Superliga, Boca sería el único que nunca hubiese caído a la divisional inmediatamente inferior, mientras que River tiene una de cal y una de arena: se salvó en el mencionado caso de 1983, pero podría haberse evitado su descenso en 2011, ya que por la tabla de la temporada no estuvo ni cerca de la zona de riesgo. De hecho, quedó en zona de clasificación a Copa Sudamericana.

En cuanto a Racing, fue uno de los dos perjudicados por el estreno de los promedios en el Metro 83, pero debió haber jugado la Promoción en la 2000/01, 2005/06 y 2007/08 (efectivamente jugó el desempate y se salvó ante Belgrano), mientras que su pérdida de categoría tendría que haber sido en la 2013/14. 

Por su parte, Independiente pudo haber evitado su descenso de 2013, aunque tendía que haber jugado la Promoción 2001/02. San Lorenzo no se fue a la B en este período de 36 años (la única vez que le ocurrió fue en 1981), pero en 2012, cuando jugó la Promo contra Instituto, por los puntos únicamente de esa temporada, tampoco huebiese zafado de jugarla. Además, en la última Superliga habría caído en la desgracia futbolística porque quedó entre los cuatro peores junto a Argentinos, San Martín de Tucumán y Colón.