ENTREVISTA EXCLUSIVA

“Cuando tenés la cantidad y la importancia de los títulos del Patón, no es solamente suerte”: el elogio de Cetto para Bauza

El Colo destacó la capacidad del técnico campeón con Central de la Copa Argentina 2018. Además, sobre la crisis del equipo tras ese título, confesó: "Es inexplicable cómo caímos en eso".

En una extensa entrevista en Instragram Live con Rosario Nuestro, Mauro Cetto repasó toda su carrera como jugador desde sus inicios en Central con su temprana venta al fútbol francés, el título mundial Sub 20 en 2001, las enseñanzas de José Pekerman o los recuerdos de haber participado en convocatorias de Marcelo Bielsa en la selección mayor.

También destacó a dos compañeros de enorme talento que tuvo como el belga Eden Hazard y el cordobés Paulo Dybala, como así también la buena relación que hizo con otro hincha canalla como Àngel Correa, deseando que cumpla su sueño de jugar en Arroyito.

Claro está, hubo un párrfo aparte para recordar su etapa como director deportivo del club auriazul, la gestión por la vuelta de Edagrdo Bauza, la consagración en la Copa Argentina 2018 y la posterior debacle inesperada en la que cayó el equipo con la partida del propio Patón, la suya, el brevísimo ciclo de Paulo Ferrari y el comienzo de la era de Diego Cocca.

“La posibilidad de ser director deportivo empezó a hablarse un par de meses antes que yo asuma. Los dirigentes querían imponer la figura de director deportivo en el club, algo que hacía un tiempo no pasaba en el club. Los dos años que había estado el Chacho, él se ocupada de todo, por lo que entendían que un club como Central necesitaba tener esa figura. Tomé la decisión de agarrar el cargo sabiendo que había mucho trabajo interno por hacer, que había que crear una Secretaría técnica que nunca había estado en el club y cambiar muchas cosas, con todo lo que eso conlleva en el fútbol. La Secretaría técnica en su pleno funcionamiento duró apenas un año y cuando me fui se disolvió, me hubiese gustado que siguiera”, contó Cetto sobre cómo surgió esa chance ni bien colgó los botines a mediados de 2017.

Consultado sobre la apuesta que mejor rindió de los refuerzos que llegaron en su etapa, el Colo aseguró: “Para la gente va a quedar el recuerdo de Mati Caruzzo pateando el penal que define el campeonato, más allá que anduvo bien el resto del tiempo. Esa es una imagen clara de que se fue a buscar un jugador con experiencia que había jugado en grandes como Boca y San Lorenzo, que había sido campeón en otros lados y vino acá y logró lo que buscamos de él: mostrar temperamento, experiencia en momentos claves e hizo el penal definitorio para salir campeón. Así que esa es la imagen positiva”.

“En cuanto a la imagen negativa, se habló bastante del tema de Jarlan Barrera, que había estado entre los dos o tres volantes de Sudamérica, jugando una final de Copa Sudamericana y sin embargo llegó acá, le tocó jugar muy poquito y se terminó yendo seis meses después sin que la mayoría sepa como juega. Nosotros lo habíamos seguido durante un año y de hecho su carrera después de Central sigue siendo exitosa en Atlético Nacional. No rindió acá por diversos motivos: en tres meses tuvo tres técnicos, por ahí necesitaba más tiempo de adaptación, es difícil encontrar los motivos. El que lo pudo ver, sabe que es un jugador interesante pero acá no lo pudo mostrar”, manifestó.

El esperado regreso de Bauza y su importancia en el título

“Había mucho ruido en torno a que una parte de la dirigencia estaba a favor de que venga Patón y otra no, pero como tenía una relación distinta con él y su cuerpo técnico, siempre tenía un poco más de información porque hablaba constantemente con ellos. Desde que los tuve a ellos en San Lorenzo, yo sabía que si me tocaba hacer algo en Central quería que ellos estén, lo único que había que esperar era que Patón esté libre para volver a Central porque ese era su sueño y volver a trabajar con el único objetivo que era salir campeón", recordó Cetto.

A su vez, destacó que por el parate por el Mundial de Rusia, fue un extenso receso y eso colaboró: "Fue un mercado largo, entonces lo pudimos ir llevando de a poco, iba hablando mucho con el Camello Di Leo, y cuando hablaba con el Patón él me decía que tenía ganas de venir. También se hizo el trabajo interno de convencer a los que no querían que venga y cuando fuimos a Ecuador, yo estaba seguro que Patón no nos iba a decir que no”.

Sobre los méritos del técnico que fue campeón de la Libertadores con Liga de Quito y San Lorenzo, el ex futbolista señaló: “Las casualidades no existen y si Patón ganó tantos títulos es porque algo tiene. Si alguno quiere menospreciar la copa porque se ganaron varios partidos por penales o porque el equipo no llegaba jugando también, eso es cuestión de cada uno. Cuando tenés la cantidad de títulos que tiene Patón y de mucha importancia, es que no tiene suerte solamente, tiene algo más. El que no lo ve así, se equivoca fuerte”.

Con respecto al camino en esa consagración, afirmó: “A medida que íbamos pasando, decíamos: ‘Por ahí la suerte que tiene Patón, la termina teniendo acá también’. Nos fuimos dando cuenta que se podía y cuando le ganamos el clásico a Newell’s eso le dio un gusto especial al título y lo que hace que el hincha lo disfrute muchísimo más. Ahí creímos que la posibilidad de ser campeón era real y se terminó saliendo campeón de forma agónica como en tantas otros campeonatos de Central, por penales como en la Conmebol 95 después de dar vuelta un resultado imposible. Se vivió a lo Central”.

¿Qué le pasó al club tras el título?

En relación a la pronunciada crisis futbolística e institucional en la que cayó Central en el primer semestre de 2019, Cetto tiró: “Lo que se vivió después de la copa fue inexplicable. Uno cree que después de ser campeón después de tanto tiempo, con una clasificación a Libertadores, eso va a traer tranquilidad al club y va a permitir trabajar de otra manera, proyectando a largo plazo. De hecho, dejamos de buscar jugadores de experiencia y empezamos a buscar proyectos a futuro como el caso de Vergara, que sin haber jugado prácticamente en Central se vendió por el doble. Buscamos capitalizar un poco más al club, pero lamentablemente en dos meses y medio pasó todo eso, que si lo contas para afuera no te lo creen que hayan pasado tantos cambios en el club. Se terminó jugando una Copa Libertadores sin darle importancia, se quedó eliminado en Copa Superliga, muy malos resultados en el campeonato. Me preguntan cómo caíamos en eso y es muy difícil de entenderlo”.

Su relación con Ángel Correa: ¿jugará en Central?

Los dos coincidieron en San Lorenzo y compartieron su fanatismo por el Canalla. “Cuando llegué a San Lorenzo lo empezaban a subir al plantel profesional, cuando me enteré que era de Central le pregunté: ‘¿Qué haces acá, cómo no estás jugando en Central?’. Ahí me contó su historia, que de muy chico se fue a las inferiores de San Lorenzo. El lazo con Central nos terminó uniendo, las fotos que subí fue porque después de ganar el título con San Lorenzo (Inicial 2013) él hace el “cuatro” y en la Libertadores (2014) cada vez que viajábamos nos sacábamos fotos haciendo ese gesto, era como algo nuestro”, contó el ex director deportivo auriazul.

Sobre si considera que el delantero del Atlético Madrid recalará en algún momento en Arroyito, Cetto dijo: “Él es fanático, siempre lo hablamos y el sueño de él es jugar en algún momento en Central. Ojalá que el fútbol lo lleve para ese camino. Si dependiera exclusivamente de él, en algún momento se va a dar el gusto porque es muy hincha y al haberse ido de chiquito de Rosario y no haber podido debutar en Central, es algo que tiene pendiente. Ojalá que lo pueda cumplir, porque es un jugador de primerísimo nivel”