RADIO MITRE ROSARIO

Cruce de los Andes: "Nos han tocado días fantásticos"

Así se expresó Josefina Calcaño desde la cordillera en el programa Viva la Vida.


En la recta final de esta 23° edición del Cruce de los Andes, expedición organizada por la Asociación Sanmartiniana "Cuna de la Bandera" con el fin de rememorar la hazaña de San Martin al cruzar los Andes en 1817, se viven momentos muy emotivos en el grupo expedicionario.

Radio Mitre Rosario sigue acompañando las experiencias de sus protagonistas. En este caso, Josefina Calcaño, una joven arquitecta oriunda de la ciudad de Buenos Aires, dialogó en el programa Viva la Vida y comentó que "nos han tocado días fantásticos, podemos estar en remera, a veces con un buzo y eso ayuda muchísimo a la expedición".

"Personalmente no siento tanto el cansancio, y eso tiene que ver con el cuidado que nos han dado los organizadores. Cabalgamos al paso, sin apuros, con los tiempos necesarios" afirmó, a un día de culminar el cruce.

"Esto es un mensaje también para los que quieran sumarse. Puede hacerlo cualquier persona, de hecho, en esta edición nos acompañan gente joven y no tanto. Se puede hacer perfectamente", agregó.

En sintonía con otros expedicionarios Josefina resaltó la emoción que despierta cada paso: “Yo hice otras cabalgatas turísticas, inclusive aquí en Mendoza, pero no tienen comparación con este momento. Esta propuesta emociona porque somos argentinos que llevamos como estandarte nuestra bandera, a San Martín y a la Virgen del Carmen como protectora”.

Por otro lado, reivindicó el trabajo que realiza la Asociación Sanmartiniana el resto del año para la preparación. "Lamentablemente en las reuniones me di cuenta que a la historia de San Martín los argentinos la tenemos bastante olvidada. Y es un verdadero ejemplo de valentía, de humildad. Un prócer que no aspiraba nada para sí, sino que su trabajo lo hizo en post de la libertad de toda América Latina", afirmó.

“Estamos todos muy bien, disfrutando paso a paso este último trayecto emotivo y movilizante", concluyó.