25°
sábado 20 de abril del 2024

Crimen del playero: el sospechoso detenido es menor y Bullrich envió al Congreso una ley para reducir la edad de imputabilidad

El apresado por el asesinato de Bruno es un menor de 15 años y fue derivado a la Justicia de Menores.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, confirmó en sus redes la detención del principal sospechoso de haber asesinado al playero Bruno Bussanich y defendió que se baje la edad de imputabilidad debido a que el asesino es un menor de 15 años.

En ese sentido, Bullrich señaló: «Es nuestra obligación que, en casos como estos, se haga justicia. Ya está entrando al Congreso de la Nación la Ley de Imputabilidad, para que nunca más crímenes como estos queden impunes».

En el marco de un operativo ordenado por el fiscal Patricio Saldutti, la Policía de Investigaciones (PDI) logró detener en un allanamiento en la Zona Cero al noroeste de la ciudad de Rosario, a un menor de 15 años de edad sospechoso de ser el asesino de Bruno Bussanich por lo que fue derivado a la Justicia de Menores.

Bruno Bussanich fue ejecutado de tres balazos en una estación Puma en Mendoza al 7600 el sabado 9 de marzo al rededor de la medianoche. El autor del delito se movía en una Fiat rojo y había dejado en el lugar del crimen una amenaza contra Pullaro.

 

Ley de Imputabilidad

Las modificaciones a la Ley de Imputabilidad no sólo es un proyecto impulsado por la ministra Bullrich sino que también trabaja en ello el ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona. La norma en cuestión es la ley 22.278 que fue sancionada un 25 de agosto de 1980 durante la última dictadura militar y establece en su primer artículo que «no es punible el menor que no haya cumplido dieciséis años de edad. Tampoco lo es el que no haya cumplido dieciocho años, respecto de delitos de acción privada o reprimidos con pena privativa de la libertad que no exceda de dos años, con multa o inhabilitación».

En ese contexto, Cúneo Libarona y la ministra de Seguridad pretenden que la edad de imputabilidad se baje hasta los 14 años. «La edad que me gusta es a los 14 años y para todos los delitos. Sea hurto, robo o abuso, el chico ya demuestra una personalidad que merece atención y sanción», había explicado el ministro de Justicia.