POLICIALES

Crimen de la bebé en Dock Sud: ya son tres los detenidos y todos se niegan a declarar

Los forenses advirtieron al fiscal que la bala extraída en la autopsia realizada al cuerpo de la beba se trata de un proyectil deformado que quizás presente dificultades para un cotejo balístico.


Un joven de 28 años, sindicado como uno de los líderes de los dos grupos que se enfrentaron a los tiros en un hecho que terminó con la muerte de una beba de cinco meses de un balazo en la cabeza en la localidad bonaerense de Dock Sud, fue detenido en las últimas horas y, al igual que otros dos sospechosos apresados ayer, se negó a declarar ante la Justicia, informaron hoy fuentes judiciales y policiales.

En tanto, los forenses advirtieron al fiscal que la bala extraída en la autopsia realizada al cuerpo de la beba se trata de un proyectil deformado que quizás presente dificultades para un cotejo balístico.

"Yo bajé a comprar el pan y ahora no la tengo más conmigo. Había cumplido cinco meses. A mí nadie me la va a devolver, aunque hayan agarrado a los hijos de puta esos", había dicho hoy por la mañana Carolina, madre de Lola Jazmín Montero.

Fuentes policiales y judiciales precisaron que el tercer detenido fue identificado como Mariano Dacosta (28), conocido como "Marianito", cuya captura fue concretada anoche, cerca de las 22.30, por efectivos de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Avellaneda.

Si bien se había allanado su casa en la torre 5 del Complejo Habitacional Nicolás Avellaneda, el resultado había sido negativo, por lo que el joven estuvo varias horas prófugo hasta que anoche los detectives de la DDI recibieron la información de que estaba refugiado por la zona de Villa Domínico y allí lo atraparon cuando andaba en bicicleta.

Fernando, tío de Lola, contó esta mañana en declaraciones a la prensa que, previo a la detención, "Marianito" se presentó ante él, el padre de la beba y otro hermano, a quienes les pidió "perdón" y les dijo la frase "solo fueron dos tiros".

Ante esa situación, los tres familiares golpearon al joven, quien logró zafar de la paliza y escapar, tras lo cual la Policía lo apresó horas después.

"Los tres detenidos estuvieron en el enfrentamiento de ayer. No son tan chiquitos los tipos. Ellos tenían armas y, cuando agarrás un arma, sabés lo que vas hacer. Todos ellos tienen antecedentes penales. Ellos ayer mataron a mi sobrina", aclaró el hombre consternado por el crimen.

Sobre cómo fue el hecho, el hombre relató: "Mi cuñada bajaba del sector 'C' de la torre 5 con la bebe en brazos y se tuvo que agachar (por los balazos), pero no alcanzó porque una chica le dice 'la nena está sangrando'. No pudo hacer nada y murió en sus brazos".

En tanto, en su reporte preliminar al fiscal de Avellaneda a cargo de la causa, Elbio Laborde, los médicos que practicaron la autopsia informaron que el plomo pudo ser extraído, que aparenta ser de un "calibre grueso", pero que presenta una deformación que podría complicar un peritaje balístico que se pretendía realizar con la pistola calibre 9 milímetros secuestrada ayer en el marco de los allanamientos.

El crimen de Lola Jazmín Montero, de cinco meses, fue ayer a las 12.30 en el complejo habitacional Nicolás Avellaneda, sobre la calle Manuel Estévez al 1000 de Dock Sud.

La víctima se encontraba en brazos de su madre, quien había bajado a comprar pan, y fue alcanzada en la cabeza por una bala proveniente de una pelea a tiros entre presuntos barras de Dock Sud y de San Telmo.

Todo indica que el tiroteo de ayer fue una venganza por otro enfrentamiento a balazos que días atrás habían protagonizado los mismos grupos antagónicos.

La beba fue trasladada de urgencia en un patrullero por su padre, José Montero (42), al Hospital Fiorito de Avellaneda, donde los médicos constataron su muerte a raíz de una herida en el hemisferio izquierdo con estallido de cráneo.

Por el hecho, personal de la comisaría 3ra. de Dock Sud y de la DDI Avellaneda aprehendió ayer a dos jóvenes, identificados por los voceros como Iván Amarilla (21) y Hernán García (24), como sospechosos de haber efectuado los disparos, entre ellos el que mató a la beba.

A esos dos detenidos se sumó en las últimas horas "Marianito", y los tres fueron indagados hoy por los fiscales Laborde y Solange Cáceres, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 Avellaneda, por el delito de "homicidio agravado por el uso de arma de fuego".

Los acusados se negaron a declarar y continuarán detenidos por ese delito y en el caso de García y Amarilla también les imputaron la "tenencia ilegal de arma de guerra".

x
Paladini flotante