sector inmobiliario bajo la incertidumbre

Créditos hipotecarios: prestatarios están pagando $300.000 de interés por la suba del dólar

Así lo confirmaron desde la Oficina del Consumidor. Temen volver a la crisis del 2001.

Por Rosario Nuestro Redes

miércoles 9 de mayo, 2018

Las incesantes subas del valor del dólar en el último tiempo, repercutieron en todos los sectores. Ariel D’Orazio, asesor de Vivienda en la Oficina del Consumidor, dialogó con Rosario Nuestro y aseguró que el principal problema se presenta en las instancias “finales” de los créditos hipotecarios, donde la carpeta está ingresada y aprobada en el banco por un valor “fijado en dólares”.

Los cambios están cercanos a los 300.000 pesos. Esa es la diferencia que se ha generado con la corrida del dólar en relación al monto establecido inicialmente”, confirmó.

A su vez, otro inconveniente en el sector son “las tasas de interés. Cuando las demoras no fueron generadas por el Banco Nación, y en los bancos privados directamente se hace un cambio compulsivo de las tasas establecidas inicialmente, produce que la cuota inicial se incremente en relación a lo predeterminado”. Y agregó: “La devaluación del precio ha golpeado en estos tipos de operaciones”.

El futuro de los prestatarios

“Es inquietante lo que les sucede a las familias que se han metido en estos emprendimientos. Sin sufrir una modificación en la tasa en los préstamos, pero con la corrida del dólar, hay una incertidumbre total”, dijo D’Orazio en relación al porvenir de los prestatarios. Y aseguró que “todo el trabajo para llegar a tener una vivienda propia y adecuada, se pone en riesgo al tener que salir a buscar otro préstamo alternativo para complementar o, en el peor de los casos, ampliar el monto a tomar, incrementando las cuotas”.

La solución para que no se genere este desequilibrio es “que las propiedades dejen de estar atadas a la moneda estadounidense, ya que el mercado inmobiliario se maneja con el dólar; no toma el peso como una moneda válida. Esto produce que, con este escenario, el sector se empiece a mover muchísimo menos y que los créditos sean insuficientes. Si no se implementa una política alternativa similar al Procrear, es muy difícil llegar a tener una política habitacional concreta”.

Temor por volver a una crisis

“Tenemos miedo que pasen cosas como en el 2001, donde los bancos se quedaban con las casas de la gente y había problemas de recesión económica, generando desocupación y por ende la fuente de ingreso para cubrir estos créditos”, expresó el integrante de la Oficina del Consumidor, quien le adjudicó la culpa a “los grandes formadores de precios”: “Vivimos en una burbuja económica en donde sólo se preocupan por alcanzar la mayor ganancia. Necesitamos un Estado presente que ayude a esas personas que durante muchos años se esforzaron para tener una propiedad”.

Con respecto al apoyo económico de Mauricio Macri, presidente de la Nacón, al Fondo Monetario Internacional (FMI), D’Orazio dijo: “Es un retroceso total. No le hace bien al país que el Gobierno haya tomado este tipo de resolución, saliendo a buscar nuevamente ayuda en un organismo internacional que tanto ha hecho sufrir a nuestra sociedad”.

“Esto viene con condicionamientos, que golpean a las clases más vulnerables. Había otras alternativas, con una salida más virtuosa. No era necesario entrar en un círculo vicioso que ha fracaso históricamente y que pensamos que nunca más iba a volver”indicó. Y finalizó: “Ojalá que no volvamos al 2001. Espero que el Congreso de la Nación frene esta avanzada y se respeten las instituciones”.

Comentarios