conflicto bélico en puerta

Crece la tensión: Estados Unidos y sus aliados podrían desplegar más tropas antes de una posible invasión rusa a Ucrania

El desembarco de soldados sería en los países de la OTAN de Europa del Este. Aumenta el voltaje en la frontera.


Fotografía: El Orden Mundial

Estados Unidos y parte de sus aliados mantienen conversaciones para desplegar miles de tropas adicionales en los países de la OTAN de Europa del Este, antes de cualquier posible invasión de Rusia a Ucrania, como muestra de apoyo frente a la agresión en curso de Moscú, dijeron tres funcionarios estadounidenses familiarizados con las discusiones a CNN.

Entre los países que consideran aceptar los despliegues están Rumania, Bulgaria y Hungría, dijeron los tres funcionarios. Los despliegues suman aproximadamente 1.000 soldados para cada uno de estos tres países, dijeron dos funcionarios de defensa. Y añadieron que serían similares a los grupos de batalla avanzados actualmente ubicados en los Estados bálticos y Polonia.

Estados Unidos y Gran Bretaña se encuentran entre las naciones que evalúan estos nuevos despliegues previos a la invasión, pero no todos los miembros de la OTAN ––30 en total–– están dispuestos a hacerlo, según un diplomático europeo.

Los aliados de la OTAN no han estado completamente de acuerdo sobre la gravedad de la amenaza. Y Alemania, por ejemplo, se ha negado a vender nuevas armas a Ucrania. Por lo tanto, Estados Unidos está en conversaciones para enviar fuerzas adicionales de forma bilateral. O, según lo describió un funcionario, como una "coalición de los dispuestos".

El objetivo ante la tensión en la frontera de Rusia y Ucrania

En términos generales, el objetivo militar de EE.UU. sería "cumplir con la capacidad" que piden los aliados de la OTAN en la región, dijo otro funcionario de defensa la semana pasada. Las fuerzas estadounidenses podrían operar, como ya lo hacen, unilateralmente en Europa. Pero también podrían funcionar bajo las estructuras de mando existentes de la OTAN.

La posibilidad de desplegar algunas fuerzas más cerca de la puerta de Rusia antes de una invasión representa un cambio de estrategia en el gobierno Biden, que anteriormente fue cauteloso ante el riesgo de provocar más a Moscú. El Kremlin podría utilizar esta medida como un arma a su favor y ponerla de ejemplo sobre el tipo de postura agresiva que tiene la OTAN, un argumento que Rusia ha usado para justificar su acumulación de fuerzas a lo largo de las fronteras de Ucrania.

El secretario de prensa del Pentágono, John Kirby, dijo este lunes que Estados Unidos tiene a 8.500 soldados en alerta elevado en caso de que se llame a una Fuerza de Respuesta de la OTAN y se necesiten tropas estadounidenses rápidamente. Sin embargo, la gran mayoría de estas fuerzas están destinadas a actividades apoyadas por toda la alianza de la OTAN. EE.UU. y la OTAN tienen otras decenas de miles de tropas, que ya están en Europa a las que recurrir, para cualquier despliegue adicional a los aliados de Europa del Este.

Kirby le dijo a CNN este martes que algunas tropas también están en alerta elevada "solo para los propósitos propios de Estados Unido, en caso de que sea necesario que sigamos tranquilizando de manera bilateral a algunos de nuestros aliados de la OTAN en Europa". Y el presidente Joe Biden también dijo este martes que "podría mover algunas de esas tropas a corto plazo, solo porque eso lleva tiempo" y porque los aliados de Estados Unidos en Europa del Este tienen "motivos de preocupación".

"Sigue siendo inminente"

El presidente Biden originalmente planeaba hacer comentarios al público sobre la situación con Rusia esta semana, dijeron dos fuentes. Pero ahora no está claro si lo hará, ya que la Casa Blanca continúa tratando de involucrarse diplomáticamente con Rusia.

La planificación militar ocurre mientras a EE.UU. la preocupa cada vez más que Rusia pueda ejecutar una nueva invasión en Ucrania en cualquier momento y con poca antelación.

"Cuando dijimos que era inminente, sigue siendo inminente", dijo este martes la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, durante una sesión informativa. "Pero nuevamente, no podemos hacer una predicción de qué decisión tomará el presidente Putin. Todavía estamos participando en discusiones y negociaciones diplomáticas".

Funcionarios ucranianos rechazaron el lenguaje de Psaki este martes y calificaron la situación con Rusia de "peligrosa" pero no "inminente".

Una fuente cercana al liderazgo de Ucrania dijo este martes que los jefes de defensa e inteligencia están analizando imágenes satelitales de las fuerzas rusas "de Estados Unidos y otras agencias occidentales" cada hora. Pero que aún no ven a Rusia "entrándose en modo de combate o posicionándose para ataque."

Si se da alguna orden rusa de atacar, agregó la fuente, Ucrania cree que las fuerzas rusas cerca de la frontera tardarán entre una y dos semanas en estar listas.

"Si entran no será fácil"

En sus respuestas escritas a las demandas de seguridad de Rusia, que los funcionarios estadounidenses podrían presentar al Kremlin este miércoles, es poco probable que Estados Unidos permita ningún espacio para la negociación sobre la política de puertas abiertas de la OTAN, que es el principal motivo de queja del presidente Vladimir Putin. Por esa razón, existe cierta preocupación dentro del gobierno de que Moscú use la respuesta de Estados Unidos como pretexto para decir que la diplomacia fracasó.

En la misma línea, Kristina Kvien, alta diplomática de EE.UU. en Ucrania, advirtió: "Estamos tratando de dejarle muy claro a Rusia que si entran, no será fácil". Los 300 misiles antitanque Javelin, las 800 bombas antibúnker y los cientos de miles de municiones que Estados Unidos entregó a Ucrania el miércoles "pueden desplegarse de inmediato. Pueden desplegarse en la frontera", añadió en conversación con Sam Kiley, de CNN. Y luego insistió: "Llevo aquí más de dos años y medio. Puedo decirles que los ucranianos lucharán. Son patriotas, se pararán y lucharán".

x
Paladini hasta 30-06