radio mitre rosario

Crece la tensión en la frontera de Rusia y Ucrania: “Se están atravesando líneas desde las cuales luego es muy difícil retroceder"

En medio de un ambiente con aroma a guerra, un especialista advirtió que “no da la impresión de que Putin haga marcha atrás en estas cosas”, ante el inmenso despliegue de tropas.


La tensión en la frontera de Ucrania y Rusia se incrementa paso a paso y enciende las alarmas en Estados Unidos, Reino Unido, Unión Europea y la OTAN. Mientras Vladimir Putin moviliza fuerzas militares, el resto del mundo se mantiene expectante en el marco de un conflicto que arrastra implicaciones históricas, geopolíticas y económicas que soplan aires de guerra.

Para el periodista y politólogo Claudio Fantini, “se están atravesando líneas desde las cuales luego es muy difícil retroceder sin quedar en el terreno de la derrota, aunque no se haya llegado a la confrontación bélica propiamente dicha”, describió, en diálogo con El Puente (Radio Mitre Rosario).

“No da la impresión de que Putin haga marcha atrás en estas cosas”, agregó.

Varios países del mundo advirtieron a Rusia con sanciones económicas en caso de seguir tensando el conflicto en la frontera con Ucrania. “La retórica de la OTAN estaba en el campo de las sanciones económicas, cuando uno escuchaba lo que decía Joe Biden y las principales voces de Europa es que daba impresión de que Rusia debía esperar como respuesta una ola de sanciones económicas y de medidas de aislamiento político, y yo no sé si Vladimir Putin le tiene miedo a esas cosas o si sirven para detenerlo”, comentó el especialista.

Sin embargo, el panorama antes descripto cambió: “Ahora empezó toro lenguaje, los desplazamientos militares en las aguas del Báltico, aviones que llegan desde España a las bases de la OTAN en Bulgaria, esa ya son otras señales. Empiezan a decirle a Putin que si da el paso que parece estar tentado de dar puede producir un choque de planetas”.

Qué se discute en el conflicto

Consultado sobre las bases del conflicto entre ambos países, Fantini señaló: “Rusia tiene una consideración muy diferente a la que Ucrania tiene sobre sí misma. Para el ultranacionalismo ruso, los ucranianos son polacos y la lengua ucraniana es un dialecto polaco, así lo ven, y todo el este de Ucrania le pertenece a Rusia, tampoco le faltan argumentos históricos”.

Por otra parte, el conflicto también es geográfico: “Ucrania creció hacia el oriente dentro de la Unión Soviética, y cuando esta se desintegra, los tres líderes (presidentes de Rusia, Bielorrusia y Ucrania) firman una series de pactos en una aldea en Bielorrusia: pactaron la disolución de la Unión Soviética y el presidente de Ucrania en ese entonces hizo que los dos países restantes se comprometieran a respetar las fronteras ucranianas adquiridas en la era soviética, y los otros dos presidentes lo firmaron”, anexó el politólogo.

x
Paladini hasta 30-06