RADIO MITRE ROSARIO

Coronavirus: “Argentina debería aumentar el ritmo de vacunación, todavía no se terminó con los mayores de 60”

Lo afirmó el infectólogo Eduardo López, asesor del gobierno nacional, quien dijo que el regreso al confinamiento "era una decisión lógica".


El infectólogo Eduardo López, uno de los asesores más directos del gobierno nacional desde el comienzo de la pandemia, se refirió a cómo marcha el proceso de inoculación en el país. “Argentina debería aumentar el ritmo de vacunación, todavía no se terminó con los mayores de 60”, indicó, al mismo tiempo que se refirió a la medida de regresar a un confinamiento total hasta el 30 de mayo: "Era una decisión lógica teniendo en cuenta el aumento notable del número de casos".

Creo que Argentina debería aumentar el ritmo de vacunación porque sobre todo no hemos completado la vacunación en el grupo mayor de 60 años. Ese es el primer grupo que tendríamos que terminar. Con la llegada de nuevas vacunas de Sinopharm, Sputnik V y AstraZeneca, creo que esto se va a cumplir y a partir de ahí empezar con individuos menores de 60 años y mayores de 18 para empezar con el grupo que tiene comorbilidades”, analizó en diálogo con El Puente por Radio Mitre Rosario y recordó: “Sigue siendo el grupo de mayores de 60 años el que más requiere terapia y el grupo que más fallece”.

Consultado sobre si el regreso a lo que es prácticamente una fase 1 que dispuso el presidente Alberto Fernández era lo que correspondía, López afirmó: “Era una decisión lógica teniendo en cuenta el aumento notable del número de casos. La media epidemiológica en promedio de los últimos 7 días fue alrededor de 29 mil casos. Cuando se compara con la semana anterior, es de un 35 por ciento más. La velocidad de contagios es muy alto y las camas de terapia intensiva en muchas provincias estaba muy tensa o colapsada como en Rosario y otras zonas de Santa Fe. Estas medidas eran correctas”.

Acerca de la suspensión de la virtualidad en las escuelas, el profesional de la salud señaló: “Es lógico el cierre de las escuelas, la escuela debe acompañar a esta medida. Además están circulando variantes de muy alta contagiosidad como la cepa británica y Manaos. Estamos en una situación compleja y la gente tiene que empezar a entender que tiene que cuidarse, evitar las reuniones sociales y ante el menor síntoma tiene que ir a testearse, tenemos que aumentar los testeos”.

“Todavía el sistema no ha colapsado en el país, la provincia que más dificultad tiene por el número de habitantes es Santa Fe y Rosario también está con un número de ocupación de camas de terapia alto”, continuó el reconocido infectólogo y explicó: “El AMBA No se saturó por tener más camas de terapia intensiva. Lo que más tensa un sistema de salud en cuanto a terapia intensiva es el aumento agudo del número de casos en corto plazo, eso le ha pasado un poco a toda la provincia de Santa Fe, sobre todo a Rosario, Rafaela y la ciudad capital. En un futuro se tiene que aumentar el número de camas”.

Sobre cómo seguiría el país una vez que termine esta etapa de cuarentena estricta, López dijo: “Creo que después de estos 9 días de fase 1, va a ser una restricción horaria, que es muy parecido a lo que hizo Francia, que fueron 8 o 10 días de una cuarentena muy de fase 1 y después comenzó con las restricciones horarias. Francia comenzó a partir de las 18, Inglaterra a partir de las 20. Una posibilidad es controlar el horario, la circulación y otras actividades que se hacen en horario de la tarde”.

“La ventaja de comenzar a las 18 las restricciones es que las actividades productivas y económicas se siguen haciendo. El polo gastronómico es un grupo que está afectado, no hay duda, pero también es cierto que la gente que fue a bares o restaurantes, aún al aire libre, no respetó para nada el uso del barbijo y evitar las aglomeraciones”, argumentó el experto asesor del gobierno nacional.

x
Paladini flotante