Consejos para el primer baño de los bebés

Por Gimena Rubolino.


Especialistas en pediatría advierten que el bebé está listo para su primer baño en bañera de bebés una vez que su cordón umbilical se haya caído.

Además, destacan la importancia de que la temperatura del agua sea adecuada (ni muy caliente ni muy fría) y se lleve a cabo en un ambiente placentero para el pequeño.

¿Qué necesitamos?

  • Una esponja suave.
  • Jabón para bebés.
  • Algodón.
  • Toalla o toalla con capucha.

Los pasos para un buen baño

  • Colocar una toalla en el fondo de la bañera para que la superficie sea suave y no resbaladiza.
  • Llenar la bañera con aproximadamente 6 centímetros de agua tibia.
  • Sostener al bebé con suavidad y firmeza siempre teniendo cuidado con la cabecita y espalda.
  • Limpiarlo con la otra mano con la esponja o mano enjabonada.

Tips útiles

  • Poner una música que le resulte agradable al bebé.
  • Las luces tienen que lograr un ambiente cálido.
  • Cerrar ventanas que puedan dar corriente de aire en el hogar y usar una estufa para templar el lugar.
  • Si el baño se lleva a cabo con otro familiar o pareja, es un buen hábito para compartir en familia y será más fácil sostener al bebé y agarrar los elementos que se necesitan utilizar.

Beneficios del agua en los bebés

El agua genera sensaciones corporales positivas y relaja el cuerpo.

Crea una nueva relación: las actividades acuáticas pueden crear momentos entre nosotros y el pequeño.

El agua aporta confianza en sí mismo: facilita los movimientos y los desplazamientos en muchas ocasiones difíciles en caso de problemas motores.

El agua aporta un desarrollo en la motricidad: gracias a flotar, los gestos y movimientos se mejoran y son más precisos. También se observa una mejora de la coordinación.

x
Paladini flotante