mundo

Conmoción en Tenerife: luego de una fiesta sexual los médicos hallaron una tortuga muerta en el interior de una mujer

Ocurrió en el municipio de Arona, al sur de la isla.

Redacción Rosario Nuestro

viernes 21 de septiembre, 2018

Tenerife -y gran parte de España– está en shock. Es que el diario ABC confirmó que la Policía investiga un posible ataque sexual luego de que médicos sustrajeran una tortuga muerta de la vagina de una mujer del municipio de Arona, quien arribó a urgencias por los intensos dolores abdominales que padecía.

La víctima -de nacionalidad inglesa y cuyo nombre no trascendió- había asistido a una fiesta con compatriotas británicos el pasado jueves y luego de excesos de todo tipo, la juerga derivó en un encuentro sexual. Al día siguiente, cuando despertó, la joven sintió insoportables dolores en la zona media de su cuerpo y decidió presentarse en un centro médico.

Sin embargo, las severas molestias le impedían movilizarse correctamente, por lo que llamó a urgencias que la trasladó al hospital. El equipo médico comenzó con las pruebas para tratar de determinar qué era lo que ocurría. Al cabo de unos minutos hallaron una pequeña tortuga muerta en la parte elástica y muscular de su tracto genital.

La investigación se abrió gracias a la denuncia que la jefa médica y los enfermeros del Servicio Canario de Salud realizaron ante el Cuerpo Nacional de Policía luego de conocer los detalles del caso ocurrido en aquella localidad del sur de Tenerife. Los agentes de la Comisaría del Sur de Tenerife se presentaron en el centro médico para iniciar la investigación.

Pese al peligro que representó el hecho, la mujer no quiso denunciar a sus atacantes, aunque sí debió declarar ante las autoridades. En su ponencia, la joven indicó ignorar por qué el animal había llegado hasta su vagina, ni bajo qué circunstancias, de acuerdo al diario español ABC.

Los médicos -y la víctima- no pudieron esclarecer si la tortuga murió en su interior o si ya no tenía vida cuando se la introdujeron. Lo que sí trascendió es que el hecho le provocó una severa infección a la mujer que debió ser medicada para evitar que el cuadro se agrave. Desde el Servicio Canario de Salud no quisieron pronunciarse sobre el gravísimo asunto alegando la Ley de Protección de Datos.

 

FUENTE: INFOBAE

Comentarios