RADIO MITRE ROSARIO

Conflicto Razzini - Camioneros: un fallo judicial beneficia a la empresa y abre las puertas a su continuidad en Rosario

La Justicia Laboral resolvió denegar la reincorporación de diez trabajadores que junto al Sindicato de Camioneros bloqueaban las plantas desde hace casi tres meses, que provocó que la empresa cierre sus puertas.


El Grupo Razzini obtuvo un fallo judicial favorable en el conflicto que mantiene con una facción del Sindicato de Camioneros que desde hace casi tres meses bloquea sus plantas. De este modo, se abre la posibilidad de que el grupo pueda seguir operando en la ciudad, aunque por ahora y por temor a represalias, continuará trabajando a puertas cerradas.

El Juzgado de Primera Instancia Laboral N°10 resolvió este martes denegar la reincorporación de los trabajadores que reclamaban ser encuadrados en Camioneros, y que por tal motivo, desde el 8 de junio venían bloqueando junto con el gremio los ingresos a las tres firmas del grupo: Materiales, Industrial y Hormigonera.

En diálogo con Radio Mitre Rosario, Verónica Razzini, miembro del Directorio de la empresa, manifestó que la decisión de la justicia “es una luz de esperanza” y “un incentivo para poder seguir adelante”.

En ese marco, Razzini explicó que “quienes habían hecho este boicot durante meses, habían sido despedidos con causa y luego presentaron una cautelar para ser reincorporados en sus puestos. Nosotros presentamos nuestros argumentos ante la justicia y una jueza determinó que nosotros teníamos suficientes aval como para demostrar que esos despidos estaban justificados” y añadió: “Presentamos todas las evidencias, las denuncias penales, los delitos en flagrancia, las detenciones y se entendió que esos despidos eran correctos”.

Tras los aprietes, que duraron por lo menos tres meses, la empresa en la cual trabajan 100 empleados, decidió cerrar sus puertas. S bien, la justicia falló a favor del grupo, desde su directorio afirmaron que “la empresa seguirá cerrada” hasta que no le garanticen seguridad.

Sobre el gremio de Camioneros, Razzini confirmó que las amenazas siguen. “Mandan gente a merodear, a filmar, sacar foto, es horrible ir a trabajar de esa manera” y expresó: “Afortunadamente, la jueza le dijo no a la violencia”.

"El apriete y las amenazas no lo tenemos que permitir, no tiene que ser nuestra manera de vivir. Ahora tenemos que reconstruimos y no va a ser una tarea fácil, son muchos meses de estar parados y enloquecidos con esta situación”, concluyó.