24°
jueves 18 de abril del 2024

Conflicto diplomático entre Argentina y Colombia: Diana Mondino viajará a Bogotá y Camilo Romero regresará a ser embajador en el país

Las decisiones se emitieron mediante un comunicado conjunto de ambas cancillerías tras los cruces de Javier Milei con Gustavo Petro.

Tanto el Ministerio de Relaciones Exteriores de la Nación como la Cancillería colombiana emitieron, este domingo cerca de la medianoche, un comunicado conjunto en el que pusieron fin a la crisis diplomática entre ambos países. La relación entre los dos estados se había tensado producto de los recientes cruces entre los presidentes Javier Milei y Gustavo Petro.

En el comunicado, que pretende mejorar las relaciones entre Argentina y Colombia indicaron: «Por precisas instrucciones de los presidentes de ambas naciones la cancillerías de Argentina y Colombia han mantenido conversaciones para afianzar las relaciones diplomáticas».

«En ese sentido, los respectivos gobiernos han dado pasos concretos para superar cualquier diferencia y afianzar esta relación», afirmaron ambas dependencias.

Así que con intención de reanudar las negociaciones y relaciones, el gobierno colombiano tomó la decisión de que «el Embajador Camilo Romero regrese a Buenos Aires». Mientras que el Gobierno nacional anunció que la ministra de Relaciones Exteriores, Diana Mondino, visitará Bogotá.

Asimismo, Camilo Romero expresó en su cuenta de X que, le alegra poder dar «una buena noticia conjunta a los pueblos de Colombia y Argentina» y añadió: «Los propósitos comunes, como los derechos de la ciudadanía, son más poderosos que cualquier diferencia».

 

Los cruces entre Milei y Petro

El quiebre de las relaciones diplomáticas entre Argentina y Colombia sucedió el pasado jueves cuando Milei tildó, en una entrevista a Andres Oppenheimer, de «asesino terrorista» al presidente colombiano. En ese contexto, Petro había retirado del país a su embajador y expulsó a un diplomático argentino.

Aun así los roces entre ambos jefes de Estado vienen sucediendo desde hace varios meses atrás. Desde el momento en que Milei ganó las elecciones, Gustavo Petro se había lamentado mediante un posteo en su cuenta de X de que haya ganado «la extrema derecha en Argentina», a pesar de que terminase felicitando al mandatario argentino en los tweets siguientes.

A partir de ese momento las relaciones entre Colombia y Argentina entraron en una cuerda floja que se tambaleaba con cada una de las declaraciones de los presidentes. En ese marco Milei ya había llamado a Petro un «asesino» en medio de una entrevista, también con el canal de CNN, cuando le pidieron al jefe de Estado argentino que de sus opiniones sobre sus semejantes en la política y al momento de referirse al colombiano, lo condenase como un «comunista asesino».

Estas declaraciones hicieron que Petro llamase a consultas al embajador colombiano en suelo celeste y blanco, y causó que la Cancillería de Colombia emitiera un comunicado en el que condenaba estos dichos.