VIDEO

Con horarios reducidos y rigurosos protocolos sanitarios, las iglesias rosarinas abrieron sus puertas a los fieles

Por ser el día que se venera a San Expedito, como el 19 de cada mes, el horario es de corrido. Sin embargo, desde que el municipio brindó la autorización, los templos están abiertos únicamente de 9 a 12.


Las iglesias de Rosario reabrieron sus puertas al público el pasado jueves, con un horario limitado de 9 a 12 y cumpliendo un riguroso protocolo sanitario que incluye la imposibilidad de tocar la figura de los santos. A distancia y con muchas precauciones, los fieles de a poco van volviendo a las parroquias y realizan sus súplicas, en muchos casos frente a la crisis económica que sufren por la pandemia.

Rosario Nuestro se acercó a la Parroquia San Cayetano, ubicada en la zona céntrica de la ciudad, donde el Padre Marcelo Franchini contó: “Estamos tratando de guardar los protocolos que podemos, estamos constantemente tratando de custodiar que no haya contagios de coronavirus que es una pandemia universal. A veces le vamos perdiendo el miedo porque al haber cada vez menos casos en Rosario, pero hay que tener precaución y cuidado”.

Por ser el día en el que se venera a San Expedito, como el 19 de cada mes, las iglesias estuvieron abiertas en el horario especial de 8 a 19, aunque el sacerdote aclaró: "Habitualmente el templo está abierto de 9 a 12, desde el jueves pasado que las autoridades nos dijeron que podíamos abrir los templos nuevamente. No hay funciones públicas, no hay bautismos, no hay casamientos, no hay misas. Rezamos el Rosario a las 18.30 y la misa a las 19, y lo transmitimos vía Facebook con dos o tres personas que me vienen a ayudar”.

"Normalmente abrimos de 9 a 12 porque de 8 a 9 higienizamos el templo, los baños, el piso, usamos los productos necesarios para purificar todo el ambiente”, continuó el cura y agregó: “No viene mucha gente y los que lo hacen vienen de forma muy prudente, vienen ya predispuestos al cuidado de todos los espacios, la sociedad está bastante bien educada en este aspecto. Todos ingresan con barbijo, no es necesario que se lo digamos, además les pasamos alcohol en gel por si tocan los santos. En esta ocasión les pedimos que no toquen a la figura de San Expedito y hagan sus pedidos a distancia”.

Sobre las inquietudes con las cuales llegan los creyentes que se han ido acercando en estos días, el padre Franchini aseguró: "Vino gente con depresión, llorando, o vienen a pedir trabajo, me piden por la bendición para los chicos. La gente tiene necesidad espiritual de comunicarse con Dios. La gente va volviendo de a poquito al templo, no es que ha habido un vuelco masivo”.

Mirá la nota completa

¿Cómo es el protocolo para ingresar a las iglesias?

Publicado por Rosario Nuestro en Martes, 19 de mayo de 2020