Cómo tener una casa más saludable


beautiful young woman lying on bed with her cute small dog besides. Home, indoors and lifestyle

Según informa la Agencia de Protección Ambiental (EPA) el aire dentro de nuestro hogar generalmente está más contaminado que el de fuera.

De acuerdo con esta agencia los materiales de construcción, los muebles y la electrónica, pueden liberar contaminantes de manera más o menos continua. Otras fuentes de contaminación, como fumar, limpiar o cambiar sábanas, toallas, pueden liberar contaminantes de manera intermitente. Además, los dispositivos no ventilados o que funcionan mal pueden liberar niveles potencialmente peligrosos de contaminantes en el interior del hogar.

5 consejos simples para un aire interior más puro

  1. Abrir las ventanas: Solo con abrir las ventanas durante 5 minutos al día aliviaremos la acumulación de contaminantes dañinos del aire interior.
  2. Decorar con plantas: Según un estudio de la American Society for Horticultural Science tener plantas de interior puede ayudar a mejorar la calidad del aire que circula por las habitaciones de la casa.
  3. Sí a los aceites esenciales: algunos como el de eucaliptus, romero y clavo ayudan a reducir la cantidad de ácaros de polvo en la casa.
  4. Activar el aire acondicionado: Funciona al extraer el aire de la casa, enfriarlo y bombearlo nuevamente.
  5. Limpiar con productos químicos no tóxicos: una opción es preparar los propios productos de limpieza para el hogar utilizando ingredientes como vinagre, bicarbonato de sodio, zumo de cítricos o aceites esenciales.

¿Por qué el aire de interior es peor que el del exterior?

El aire es más limpio en el bosque, o cerca de una cascada, por ejemplo, porque la naturaleza crea iones negativos, que se unen a los iones positivos, lo que hace que sean más pesados y caigan al suelo.