radio mitre rosario

Cómo sobrellevan la cuarentena los barrios más vulnerables de la ciudad: "Estamos administrando la pobreza"

Mario Roldán, referente barrial, contó la dura realidad por la que atraviesan los barrios en el actual contexto de cuarentena: escasez de comida, elementos de higiene y falta de trabajo.


La situación sanitaria en los barrios vulnerables de Buenos Aires encendió las alarmas en el resto del país, también en Rosario. El referente social de la ciudad Mario Roldán contó al aire de Radio Mitre Rosario de qué  manera atraviesan el actual panorama de pandemia en algunos sectores para evitar que el escenario porteño se replique.

“Es complicada la cuarentena, porque no es solo a nivel salud lo que nos preocupa hoy, no es solamente el virus lo que afecta a los barrios, sino la necesidad de poder comer. La gente está despidiéndose de lo poco mucho que por ahí pudo haber adquirido: herramientas, televisores, algo que se hayan comprado, y lo venden con la ilusión de que cuando salgan de esta pandemia puedan volver a trabajar y poder recuperar lo que hayan perdido”, aseguró el referente barrial.

Asimismo, dio a conocer que la provincia ayuda solo a algunos comedores, no a todos; pero de igual manera “te dan alimentos secos. Vos a los pibes no le podés dar arroz con fideo. No hay carne, no hay verdura, y todo eso lo están tratando de apechugar con la gente del barrio, y con un poco de solidaridad de personas que por ahí donan algo. El Estado brinda puré de tomate, fideos, arroz, cosas así, pero la necesidad es más grande”.

“En los comedores están escaseando las raciones, estamos administrando la pobreza”, sentenció.

Con respecto a la disponibilidad de agua y demás recursos básicos para la higiene “está complicado el tema. En muchos lugares tienen un tanque que por ahí cuando se corta la luz se corta el agua; o el agua a veces ni viene. Es un problema. Por otro lado, les pedís a la gente que se compre un alcohol en gel siendo que no pueden comprar ni un pedazo de carne. Se hace mas complejo vivirlo desde ahí”, comentó.

Mario, además de ser referente de varios barrios de la ciudad, es profesor de taekwondo. “El año pasado clasificamos al Nacional y trajimos cuatro podios: dos primeros puestos un segundo y un tercero. Yo tengo que seguir sosteniendo con los chicos las clases, y se hace completamente difícil. Algunos no tienen para comer y mucho menos para un celular o una computadora”, relató. En este sentido, dijo que lo que hace es acercarse a las casas de los chicos a dejarles trabajos, manteniendo el distanciamiento y las medidas de prevención. En contexto, señaló que los elementos básicos de educación en tiempos de cuarentena, como lo son computadoras o celulares, escasean en los jóvenes.

“La gran mayoría de la gente de barrio vive de changas. Un porcentaje importante trabaja en la construcción. Otros se dedican a limpiar casas. Pero todo está parado. Los pibes salían a cartonear y esas cosas, pero no lo pueden hacer porque tampoco hay donde venderlo”, reflejó.

Yo tengo miedo que esto no se aguante más y explote por el aire, es complicado. Todos los días corren la vara de la cuarentena, y la gente no aguanta más. Vivimos hacinados, estamos todos pegados uno al lado del otro. Tenés gente anémica, con diabetes, con problemas pulmonares, donde esto se desmadre no sé en que puede terminar. La gente necesita poder conseguir recursos”, concluyó el referente.

Por otra parte, dejó su numero de celular para aquellos que quieran realizar donaciones a los comedores puedan hacerlo: 341 152697171.